Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A G U S T Í N QUBB. OL On triunfo del Arte español EL MONUMENTO Á BOLOGSBSI POR AGUSTÍN QUEROL NTiMA satisfacción patriótica rebosa de los pechos de todos los buenos españoles desde que se supo en Madrid la noticia de haber conseguido n u e s t r o ilustre artista Agustín Querol el premio ofrecido por el Gobierno del Perú para el mejor proyecto de monumento destinado á honrar la memoria del héroe peruano coronel D. Francisco Bolognesi. La supremacía que en tiempos mejores ejercimos en la parte del mundo por nosotros descubierta, bueno y glorioso es que en parte vayamos recobrándola, y no por el efímero poder de las armas sino por la noble y duradera eficacia del arte y del ingenio. En tal sentido, el triunfo de Querol, premiado en Lima compitiendo sin ventajas ni apoyos de ninguna clase con otros trescientos noventa seis escultores españoles, franceses, italianos y americanos, no es so- lamente la victoria de un artista, sino la consagración del genio español en los países más caros y gratos á nuestro espíritu. Toda España siente, sin duda, el mismo regocijo que hoy anima al ilustre autor de La Tradición. Para que se juzgue la importancia del concurso, no basta indicar el mimero de escultores que se han presentado á él. Preciso es hacer constar también que entre ellos figuraban, según puede ya casi asegurarse, artistas extranjeros de reputación universal, como era de esperar, dado que el premio ofrecido asciende á dieciocho mil libras esterlinas, es decir, próximamente á unas seiscientas mil pesetas. El proyecto es de gran novedad, de líneas sencillas y grandiosas. Lo forman un basamento con escalinata de granito, rodeada de verja de hierro. En el centro se levanta el pedestal, sobre el que se ve avanzar dos grupos apretadísimos de soldados peruanos marchando resueltos y animosos guiados por una Victoria. Por cima de este cuerpo, que será de mármol de Almería, se alza un plinto prismático de gran: esbeltez y elegancia coronado por la estatua del heroico defensor de Arica abrazado á la bandera peruana, como desafiando á las tropas chilenas, contra las cuales supo sostenerse con escasas fuerzas en la memorable campaña del 79. Los grupos que adornan el monumento son de mármol blanco de Carrara. La altura total del monumento será próximamente de unos dieciocho metros. La estatua, de bronce, dos veces y media mayor qué el tamaño natural, medirá unos cuatro metros. Como puede apreciarse por la fotografía que publicamos, el conjunto monumental resulta de un carácter ala vez se rio y elegante, sin extravagancias decorativas, pero también sin la sequedad y afee tación académicas tan en boga hasta hace poco tiempo en e s t e géaero de obras. Al felicitar á Querol, tomando como tomamos parte en su alegría, me parece que á nosotros mismos y aun á España entera felicitamos. FOT, PÓRTELA W t 1 y- ihrA v, Hi í i. MOMUMENTO Á B O L O G N B S I