Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JLK JL BOXVE M: ÍL fíB l L horror y el desprecio que sobre el nombre y la vida de la reina Ana de Boleyn, desgraciada mujer del monstruo Enrique VIII, ha hecho caer una tradición insensata, son una de las más irritantes y monstruosas injusticias de la historia. Tardía, pero segura, ha venido la rehabilitación de la infeliz mujer en el hermoso libro que acerca de su vida ha escrito el concienzudo historiador Pablo Friedmann. Leyendo con atención ese libro se ve la escasísima parte que á Ana Bolena cupo en el cisma delnglatérra, obra del tiránico y desapoderado capricho de un loco tal como Enrique VIII. Ana Bolena no tuvo responsabilidad en los crímenes de su marido, y de ellos mismos fué víctima. Como la Magdalena, pecó por amor, y su pasión fué tan grande y tan ciega, que según el testimonio de Chapuis, escritor contemporáneo de los sucesos, murió adorando á su marido, qne la mandaba matar, y pidiendo á los que al suplicio asistían que rogasen á Dios por el rey, porque era muy bueno y la había tratado como no era posible mejor hacerlo y concluyó diciendo cque no era él, sino las leyes del país quienes la condenaban, con lo cual ella estaba conforme y jfedía perdón á todo el mundo. Era tan hermosa, que el verdugo dos veces detuvo el hacha al contemplar aquel rostro perfecto. Entonces ella hizo la señal cerrando los ojos, y el crimen regio quedó cumplido. ORLA DE ARIJA