Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¡m a- de operar será tan rápida como la actual, con resultados más precisos en el corte, y con esto se tendrá la economía. KAK AS HIPNOTIZADAS No hay duda de que el hipnotismo va ex tendiendo su campo de acción, y de que, manejado con oportunidad por profesores verdaderameate competentes, es un auxi- -i- liar positivo de la Medicina. -Y ahora viene esta cuestión: ¿pueden- también los animales ser hipnotizados? i Una señorita belga, Mlle. Stefanowska, ha estudiado este problema en las ranas, obteniendo resultados muy curiosos. Ranas que se han mantenido durante el invierno en un lugar seco, y privadas, por lo tanto, de la cantidad normal de humedad á que están acostumbradas, pueden hipnotizarse con facilidad. Otro tanto puede conseguirse con ranas á las que se haya sometido á un ayuno prolongado. En uno y otro caso basta acostarlas sobre el dorso para que caigan en un letargo hipnótico, que en algunos casos tiene las apariencias de una verdadera catalepsia. En tal estado, la acción de todos ios órganos se presenta como paralizada y el animal insensible á impresiones dolorosas. Los ojos muestran las pupilas fuertemente contraídas, y no comienzan á dilatarse hasta que el batracio despierta del suefio hipnótico. Los latidos del corazón y los actos respiratorios casi no se perciben. El letargo dura normalmente medía hora ó algo más. Puede pro r í longarse haciendo descender la temperatura ambiente; y, por el contrario, si se quiere despertar inmediatamente al animal, no hay- más que hacer actuar sobre él, con cuidado, los vapores de alcohol ó de éter. Estos e- tudios experimentales tienen importancia, porque pueden servir para apreciar muchas circunstancias y detalles acerca del hipnotismo, aumentando los conocimientos que ya se tienen acerca de este singular estado, con aplicaciones útiles á la especie humana, en la que no se puede ni se debe experimentar con la misma libertad que en los animales. FKIOS E S T U P E N D O S -E L EECOKD D E L FRIÓ Las bajas temperaturas sufridas en nuestros climas durante el último invierno, uno de los más rigurosos que se han conocido, hacen pensar en lo que serán los fríos en las regiones polares. Acerca de esto hay datos muy interesantes recogidos por los arriesgados exploradores que se han aventurado por arquellas remotas comarcas. líordenskiold, en su famosa expedición en el Wega, costeando el Norte de Siberia, registró como temperatura más baja en todo su viaje 47o centígrados bajo cero. La expedición organizada para buscar á sir John Franklin encontró el día 3 de Enero de 1880 que el termómetro descendió á 57 centígrados bajo cero. Mr. Martín, viajando por Siberia, sufrió á los 59o de latitud un frío de 63 centígrados bajo cero el día 28 de Noviembre de 1882; y una comisión inglesa que invernó en el mar de Kara tuvo que resistir la temperatura de- -65o centígrados el 25 de Enero de 1883. Sin embargo, el frío más intenso de que se tiene noticia, el record del frío, se ha registrado este último invierno en Verskoiansk (Siberia) donde el termómetro ha llegado á marcar 72o bajo eerol En esta localidad es muy frecuente que al llegar el mes de Noviembre, y aun antes, reinen temperaturas de 60 centígrados bajo cero; el termómetro después sigue bajando durante Diciembre, Enero y Febrero, y al alborear la primavera vuelven á preseníarae los mismos grados que en Noviembre. ¡Mala comarca para los frioleros! VICENTE VERA DIBUJOS DE E 3 G I D 0 S