Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICAS MADRILEÑAS LA S E M A N A PASADA STAMOS en plena furia de festejos. Hay que alegrarse. El Ayuntamiento dice que los árboles del Eetiro no se han cortado á hachazos; es que se han cortado ellos al ver lo que pasa allí y se han ido á otra parte. Son árboles cortos de genio, como un mendigo que me escribe todos los meses y dice que por cortedad no me pide más que dos pesetas. Han hecho su reprise del Prado los aguaduchos con sus correspondientes barbianas, que venden agua y azucarillos. El barquillero reaparece también al llegar la primavera, y asimismo las amas de cría, vestidas como la reina de Madagascar. Continuamos muy bien de crímenes; los EL AGUADUCHO DE LAS AMAS hombres matan á las mujeres en esta hidalga tierra. Cada semana hay un enamorado que le da de puñaladas al ser querido. Los celosos son terribles. En Sicilia, país que fué nuestro, las bailarinas de los teatros bailan todas mirando al techo, porque si miran abajo, los novios se encelan y les disparan un tiro desde la butaca. Aquí va á suceder lo mismo, al paso que vamos. ¡Lázaro, levantal Los Viveros de Lázaro comienzan á brindar frescura y arroz á los madrileños. Es la mejor época del año, sobre todo este afio, para irse por aquel lado de Madrid huyendo de la percalina y del polvo que van á disfrutar los forasteros. Los cocheros van ganando su pleito, y parece ser que tendrán doble sueldo durante las fiestas. La carne dicen que bajará, pero el ascensor no rige. 1 Funcionará el teatro Español durante las fiestas, y se hará en él repertorio clásico. Habrá función de gala para los alcaldes, y al alcalde de Zalamea le repartirán el papel que suele hacer Donato. Van á vender pronto carne de caballo, y hasta carne de burro, y un senador vitalicio, al oir esto, se ha escondido, por si van mal dadas. Hay que tener cuidado con eso de las carnicerías hípicas, porque un amigo mío que comió bif teles de caballo mientras duró el sitio de París, acabó tirando de un ómnibus, y cuando veía una yegua le decía: c ¡Viva tu DIEZ C É N T I M O S DE B A R Q U I L L O S madre! Muchos beneficios ha habido en la semana. En el de Thuillier se vio la gran cantidad de amigos y admiradores que tiene. El saloncillo parecía la tienda de Guesnu; más de doscientos regalos. A Pepe Eiquelme le regaló su empresario mil quinientas pesetas. Esta es una moda que debería arraigar. A un hombre que ha sido gobernador tres veces y hoy vive debajo de una estatua de la plaza de Oriente, le dije el otro día: Venga, que le voy á convidar á café. ¿Le sería á usted igual darme el importe? Varios libros se han publicado en la semana; la juventud trabaja. D. Alfonso Jara, un tomo de cuentos y crónicas titulado Naderías, muy bien escrito. D. Mauricio López Eoberts, hijo de aquel inolvidable amigo que representó á España en varias naciones, publica en un volumen tres novelas muy interesantes: Las de Garda Triz, La cantora, La familia de Sita. Los dos autores noveles son diplomáticos y honran la carrera. Sigue el Ayuntamiento cambiando los nombres de las calles. La del Florín se llama ya de Fernánflor. Es la primera vez que no le dan á un escritor una calle de mala fama. Ya era hora, porque eso de Grilo (antes Beatas) y Balart (antes Garduña) era nn poco molesto. Una abonada de la Comedia ha pedido que la calle del Divino Valles se llame la calle de Pepe, porque dice que eso no está claro. é: EusEBio BLASCO F O T M U Ñ O Z D E BAENA I N D U S T R I A C A L L E J E R A DE J U G U E T E S