Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
también fifcnritiiH de y atCap; pero ePtn que couvIeHe la peE ola ffü iin dije no noe parece üe íao iiüea gasto. El eotaaiaamo artfntlco qae viene á caracleri? nr In vida moderna y qtieha creado el arle de vivir elogantemeiitei, no Dado por RíiHkín ae inirodaoo Lauta en IOR mrte ínfimoa pormenores. Aul, por ejemplo, toda persona que se eatime en algo, pabo qno no se puede preacíniiir de latí floree en una mesa bien servida: pero oete elemental deber de estética social BO cumplía Lapta ahora fácilmente co Jo can do florea encogidas en ona aimpíe c rbeille ó centro de roees, ú repartiendo I AP en parterres do arietal. La moda, no satlufocha con e o, quiere que el arte de adornar con florcB una me a se complique y CDnstítuya un verdadero esfiierio de compoeición artística. Las Mures, en ves de agrciparEJei en la canastilla ú on los mficÍEOB do cristal, deben colocarse aqnl y allá por toiia la mena, ya sobre el mantel ó sobre espejitoF diminutos, rt bien adornando eetaluítaa y cacbarron de porcelana, mayólica, cristal ó metalee, E o cnanto á la claíie de flores que debe elegirse, bnono es hacer constar qne laa crieantomae van de capa caída, y en cambio é impera et ranúncnlo, osa simpática ¿orecita de hojas doradas, no tan rara ni tan coato? a como aquéllas, y que también tiene la ventaja do no molestar con su perfame, lo cual es mny de tFuerpe en cneota, dado que la mesa donde se reúnen diferentes convidados con muy varios gnstoB debe ser como la mujer perfecla, según el sabio: que no ha de oler bien ni oler mal. Profunda modificación sufre en e tos momentos el arte de empapelar habitaciones, y ya erajasto, pues hapta ahora las personas qne no disponían de fortuna para tapizar las paredsFi de en casa con telas de Injo ó para cnbrirlae con armaa, eapejos y obrsa de arle, veíanee sometidas al ominor o régimen del pstpel de fiorea reproducidas hasta lo infinito para mareo do la vista y deaespeniciún del gueto, ó bien al desagradable alaterna Je las medias caBae doradas. A for tan a da mente, en Inglaterra primero y despnéa en Francia, se ba comprendido que también las personas qne no son potentados tienen so corazoncito y en buen gasto en materia de decoración mnral. De aqní el sisteme de loa friBOB, es decir, de empapelar las habitaciones con papel de un salo color j pegar sobre éete, por la parte más alia, una tira de mayor ó menor anchura y de más ó monos lujo y colorido, generalmente compneeta por un artiata de veras, con di bnjo de ramas, hojae, florea y frotas, ó simplemente con adornos Kenacimiento. ¿s í la habitación partee sombreada como por un emparrado, y el sitio que ban de ocnpar loa cnadros, lámparas á adornos de pared qneda libre. ustedes lo creerán ó no, pero una elegante revista de Parle uoe da la noticia de loa grandes progreaoa tealicadoa por los modist e y modistas de perros. Ya no se limita la moda envolver en una mantila bordada al gOEqnecillo favorito, pino que loa perros de dama Raatan camlaitaa de dormir, bata de casa, cuellOB, pulios y has ta calcetines y bolas do botones- L B elegante parisiense qne nos comunica eatas nuev a s d a noticia Aé u n a modista de la rae S a i n t H o n o r é que ee dedica eicdnsivamente á ver tir canea que viene ¿ser como quedarse para ventir imágenes. DE MARSAY VOT, REUTLlr JURA V t- n l U O P E V I 9 I T Í- AHA HE DRA J O V E LjaLKKO LiF l A Ñ I ROpnAriOp CO Jí JWí? R IITAC: IONÍ- DE T A K E T A J Í ll. ri c- oa, uiNTurúrf v CUELLO UK TA A BOKUAÍIA. FALDA DB PAÑO COI BIENES DE TAi srAn