Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICAS MADRILEÑAS LA SEMANA PASADA O creo qne así como áloe HÍfios les es indispensable el dulce (está probado por Spencer y otíos autores) y necesitan comer bombones, pasteles, golosinas, el pueblo de Madrid no puede vivir sin ruido. Desde que empezó la primavera, cada calle es un infierno; es decir, lo es para el que quiere vivir tranquilo, porque á la mayoría por lo visto le gusta. Manubrios, tambores, orquestas, guitarras, ciegos que cantan, mendigos que gritan oraciones, chicos que jue gan al corro ¡Y nadie protestal ORQUESTA CALLEJERA Por lo que se ve, en ninguna calle hay nadie enfermo, ni nadie que estudie ni trabaje. Las hay en que se juntan dos ó tres pianos de esos, y tocan los tres á la vez y no se entiende nada pero la cuestión es que baya ruido. Ahora tenemos además orquestas completas: violín, viola, violón, clarinete y venga Bateo. El domingo antepasado fué la primera corrida de toros, y el ruido estuvo á la altura digna de su fama, en Madrid. Oampanillag, fastazos, gritos una locura. Dos corridas en la semana, con unos toreros muy malos, que malos y todo han logrado para el empresario cincuenta y ocho mil duros de abono. Cincuenta y ocho mil, ¿lo oyen ustedes bien? Y dicen que no hay diriero Para lo necesario, no; pero para lo supe) flao, siempre. Otra actualidad ha sido la ceremonia de ponerse el sombrero delante del Rey varios Grandes de EspaCa. Esta falta de respeto traditi nal es la mayor gloria. Cosas raras que pasan á la categoría de grandes honores. Ha habido en la semana actas, tribunales de honor, cambios de padrinos. No ha muerto nadie. Gracias sean dadas á Dios. Del decreto sobre las Asociaciones no hubo nada ni habrá. Eso va á ser como la causa de Prim, que aún no está cerrada. Julio Burell dijo la otra noche algo muy gracioso, como todo lo que él dice. Refiriéndose á Canalejas, exclamaba: -Ko nos pudo echar del fieraWo á Fi gueroa ni á mí en año y medio ¿cómo va á echar á todos los frailes y mongas en quincedías? Al fin, no se casa la Nieves, ó vamonos á la venta de Eritaña. Así podría llamarse un nuevo saínete de Vega. Se empefiaron en que se casaba Thuillier con Nieves Suárez. ¿Por qué? No se sabe; por lo mismo que se empañaron nuestros abuelos en que Pepe Botellas era tuerto. En Madrid se inventa un tío cada mes, porque la cuestión es pasar el rato. No se casan, ni han pensado en YO LLEVO LOS I I E Í T O S DE CLAVELES DOBLES: casarse, ni debe casarse ningún cómico, porque no es arte que deba comipartirse con el ama de cría y los cuidados de la compra. El cómico ha de ser libre. ¡Oh Nieves! ¿Eres soltera? Pues continúa! Nombraron presidente de las Cortes al marqués de la Vega de Armijo, y al marqués de Ayerbe embajador extra. Por todas parles se va á Roma. Batamos amenaaados del hambre en Madrid; van á venir cien mil invasores, forasteros, extranjeros, isidros é indígenas de los alrededores. ¿Y cóiño anda la cuestión de alimentación? ¿Y habrá para todos? En los teatros ha habido varias novedades; se estrenó en Lara La adivinadora, que no le gustó al público ni á mí tampoco; en la Zarzuela, La muerte de Agripina, pieza muy gorda que, con protestas y todo, durará doscientas noches; en la Princesa, El enigma, mucha gloria y poco dinero; en el Español, casi se estrenó Luciano; en el Congreso se ha estrenado una puerta. Desde que escribí la última crónica ha habido tres corridas de toros y tres cogidas. El público ve al prójimo medio muerto, y se queda tan tranquilo. Se habla de una porción de consejos que van á nombrarse: del trabajo, de las reformas, del comercio, de administración de un ferrocarril Al llegar á lo alto de la calle Mayor, dice siempre el conductor del tranvía: ¡Consejos Y lespondía un viajero: i ¡Dinero es lo que hace falta! EusEBiO BLASCO W P- Í Í B j P M B H j n N S rii f ffia í JSTM Mi HOBA Y MEDIA DE RUIDO MUSICAL F O T O G R A F Í A S D E MUÑOZ D E B A E N A