Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NARRACiONES DEL AÑO 2 0 0 0 K DIJL OTÓP OnO X Historia de un descubrimiento prodigioso y do cómo nunca llegó á conocimiento del público. 11 amigo Mr. Wheel tuvo siempre gran afición á las ciencias físicas y una aptitud extraordinaria para las cuestiones de Mecánica. De muchaclio, en viendo brincar á un saltamontes, consideraba en seguida el espacio recorrido, el tiempo empleado en 1 salto y lo que podría pesar el insecto, y hacía mentalmente el cálculo de la cantidad de fuerza desarrollada que correspondía á cada gramo del animal. Después, aplicando el cálculo á sí mismo, y teniendo en cuenta lo que. él pesaba, deducía la fuerza que debería desarrollar si tuviese la misma organización que el saltamontes. Muchas veces, viendo allá en Landgiite estrellarse las olas contra el parapeto que defiende la caseta del bote salvavidas, solía exclamar con pesadumbre: ¡Otros cien ndl kilográmetros perdidos! Y es que había calculado á ojo el volumen, y, por lo tanto, el peso de la ola, apreciado la velocidad que traía y determinado en un momento la fuerza con que había chocado contra el murallón, fuerza que, naturalmente, quedaba pei- dida. En electricidad y en fotografía había hecho grandes descubrimientos, de que se servía para sus investigaciones ulteriores, y más de una vez había dejado atónitos á los sabios miembros de la Eoyal Institution con sus experimentos extraordinarios, y sobre todo, con las inesperadas aplicaciones prácticas que de ellos deducía. Tenía instalado en la azotea de su casa un motor de viento que hacía funcionar un dinamo, y por intermedio de éste cargaba una colección de acumuladores, que le servían después para todas las necesidades de su taller f (x ¡y de su laboratorio, para el alumbrado de su casa y para mover el automóvil. Siempre tenía acumuladores cargados, pues el motor y, por consiguiente, el dinamo, funcionaban siempre que corría el viento. Así solía decir Mr. IVheel: Ya ve usted, el viento me trabaja, el viento me transporta y el viento me alumbra. ¿Qué más quiero? Estoy muy satisfecho de mi instalación. Xo se crea por esto que era un monomaniaco, ni si (juiora un chiflado. Mr. Wheel era un hombro de ilustración general y profunda, bien equilibrado, jovial, buen compañero, y que siempre se conducía en sociedad como correspondía á las circunstancias. Tenía, sin embargo, una debilidad. Había r- ocogido muy niño un sobrino en segundo ó tercer grado de su mujer, j por él sentía una verdadera pasión. Jorge, como llamaban al muchacho, llegó á ser un joven guapo gallardo, muy despejado, atractivo, pero era también