Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Va delante de todos. Cuando quiere consagrar un recuerdo á la libertad, erige una estatua á Prim; cuando quiere enaltecer el genio nativo, levanta el monumento Clavé; cuando quiere coronar una amplia avenida, construye el Arco de Triunfo; cuando quiere vivir lo nuevo soñando lo viejo, edifica el espléndido Ensanche y deja que sobre la antigua colina levante su oración al cielo la gótica catedral rodeada de la trocha callejera, donde alientan recuerdos de una historia gloriosa en el silencio escondido, sólo capaz de turbarle sin profanarlo La Tomasa con su magno bronce. Y á la sombra de millares de chimeneas y del obelisco sellado por la personalidad de Vallmitjana, se saborea el reposo espiritual de pueblo rico, laborioso inteligente, bien amado al ser bien conocido. Ciega la divisoria del Ebro á parte de España. Se conoce de Cataluña su industria por la estadística equivocada; su temperamento por las referencias de conquistadores al minuto; sus políticos por los caciques que se prolongan hasta Madrid. Nada más. Pero ignórase el movimiento industrial, del que se nutren buenas marcas extranjeras, su movimiento social, su movimiento intelectual. En este aspecto de la vida regional, es un dolor lo que ocurre. Se sabe de catalanes tan ilustres como Rusiñol, Blay, Duran y Bás, Sol, Guimerá, OUer, Apeles Mestres, Casas. Todavía se alcanza vagos contornos de un Verdagaer, el primer místico español. Aparte estas figuras de exportación, ¿qué más se sabe? Y sin embargo aquí viven y trabajan y triunfan Martí Folguera, uu buen lírico que escribe excelentes versos castellanos; Asís Matheu, poeta delicadísimo; Vilanova, escritor costumbrista de inmenso gracejo; Piu y Soler, novelista y autor dramático; Picó, prosista y poeta; Masriera y Colomer, Franquesa y Gomir, Fuentes, Iglesias, notabilísimo dramaturgo; Gaibernau el popular; Gual el modernista; Bernad, Eovira el reflexivo; Casella y otros. Pintores como BruU, Graner, Borrell, Clapés, Vayreda. Escultores como Atché, Reynes, Vallmitjana (hijo) Careassó, Olaraseó y otros y otros. Este brillante núcleo es una legión meritísima capaz de honrar á España. Pero ¿quién en España conoce á la mayoría de ellos? Si muchos transigen con declarar esa propia ignorancia de los hombres de Cataluña, están seguros de conocer el carácter. ¡Son muy suyosl No quieren más que lo catalán. El castellano es allí un extranjero. Que le cuenten esa leyenda tártara á El Liberal. Ya se verá cómo habla y lo que dice de la generosa hospitalidad catalana. ¿Que hay excepciones? Claro es. Hay quienes la caquexia de la mina y la intoxicación del plomo y el reuma del curtidor y la tisis del tejedor y las crecidas del Llobregat, lo atribuyen al Madrid pecador y pervertido. Esos enfants terribles se juzgan cada cual un Toussaint L Ouvertuse frente á la ominosa dominación castellana, y todos creen esgrimir la espada de Soler Vilardell, que partió la peña de San Celoni. Esos desvarios se disiparán conociendo y amando á Cataluña. Llegando aquí para unirnos fraternalmente, admirando la naturaleza feraz, las mujeres de curvas firmes y rasgos serenos, los hombrea reflexivos y laboriosos, la vida del trabajo floreciente, el mar onduloso, el cielo limpio, el clima templado, la gran urbe enternecida con su historia y su habla y sus tradiciones, que llevan en la maternidad de los recuerdos las dulcedumbres de la sardana, y en los vigores de sus memoriae culebreos de la ciudad de Hércule? dorados como este aire que chispea al sol. Hace usted bien, Sr. Director, en qierer que, burla burlando, BLANCO Y NBGEO, en crónicas ligeras- -pálido marco de brillantes artistas, -vaya haciendo desfilar lotf sucesos y la sociedad barceloneses. Es hora de que se establezcan aquellas corrientes de que habló Verlaine en un rato de buen humor. Au revoir. Director. DAEÍO PÉREZ riIBUJOS DE RAMÓN CASAS Y J. BLANCO CORIS Ui- i ji; f j