Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
FERNANFLOR te) A traidora enfermedad de Madrid, la puli V l monia aguda ba borrado de la lista de los vivos en plena primavera, en pocos días, á este periodista insigne. Fernanflor era y fué siempre un periodista. El ambiente del periódico era la atmósfera en que respiraba con más ampli tud: entre periodistas vivió, y rodeado de periodistas amigos y discípulos sayos ha muerto. Hasta tal punto es esto exacto, que creemos firmemente íue Fernanflor permaneció soltero porque en la vida del periódico se había hecho cargo de los disgustos, contrariedades y sinsabores por que pasan los periodistas casados, aun los de mayor fortuna. La entera independencia, la ligereza y rapidez de movimientos que al periodista son necesarios, y para los cuales la vida familiar suele ser un obstáculo, ihablan conquistado el alma de Fdrnanflor y le habían creado una movilidad y sutileza de espíritu verdaderamente admirablef. Eso que se llama instinto periodístico y que se manifiesta en la certera y pronta percepción de lo que al público puede interesar, lo poseía Fer nanflor como nadie. Cronista ingenioso y simpático, más que originalidad poética y jugo puramente literario, es menester buscar en sus crónicas la vibración del suceso actúa) la palpitación del sen tir público. Cuentista delicado y atractivo, lleva al cuento el aire y la marcha de ios sucesos diarios de ¡a vida, vistos desde la altura del periódico, en tt i M W 9 ÍH SJ k J Ü w. É i o l B 1 m m fe B H H DON ISIDORO FER ANDEZ FLOREZ su girar instable, en su vertiginosa rapidez. Cuando le parece oportuno fabrica su obra con piedras sillares de ideas, pero casi siempre intercala entre ellas cascote menudo de sensaciones para llegar al público grande, impresionarle y apoderarse de él. Pruébase esto examinando dos excelentes trabajos de Fernanflor: uno el estudio acerca del teatro de Tamayo y otro el estudio acerca de Doña Juana la Loca. Por cualquier lado que se les mire son estas dos obras trabajadas á conciencia, documentadas con verdadero empeño, llenas de observaciones atinadas, modelos de crítica seria y profunda; no obstante, en cnanto al estilo y á la forma, son dos artículos de periódico deliciosos, amenísimos, que se leen de un tirón sin la menor fatiga. Los nervios del periodista hacen vibrar y deslizarse ligera la pluma del crítico. Como soldado de fila en la redacción de La Ilustración EL CORTEJO FÚNEBRE LA. PUERTA DE EL LIBERAL Española primero, como redactor distinguido en la de El Imparcial deapiiéa, y por último, como inspirador de El Liberal, Feínanflor fué uno de los hombres que más positivos adelantos supieron produ cir en la Prensa española moderna. LA PRESIDENCIA DEL DUELO FOT. ASEXJO