Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA CORRIDA DE liNAUGURACION N ningún caso se conoce y se prueba mejor la inseguridad y el poco fundamento de las esperanzas ó Ilusiones humanas que en este asunto de los toros, y particularmente de las corridas con que se da comienzo á la temporada. Y se comprende bien; á ello contribuyen la expectación y la ansiedad que en los aficionados despierta esta corrida, primera tras tantos meses de abstinencia, y por otra parte, la inseguridad y azoramiento de los toreros al comenzar después de un largo descanso un ejercicio que, como todos los deportes atléticos, de mafia, agilidad y energía, requiere un poco de impulso, de velocidad adquirida ó, hablando en francés puro, de entrenamiento. Este año ha sucedido como todos. Imposible de describir la animación y el entusiasmo de que se hallaban poseídos los catorce mil espectadores que acudieron á la Plaza, como si fuesen á renovar su vida ó á estrenar un nuevo período de ella celebrando esta fiesta primaveral, que recuerda las que en tiempos paganos solemnizaban la llegada de la estación florida. Imposible también representar el estado de melancólico desabrimiento y de triste desilusión en que volvieron á sus casas todos cuantos no buscaron remedio á tanta tristeza en uca ó varias oportunas libaciones hechas en los ventorros vecinos á la Plcra. Es la misma historia de siempre y aun la eterna representación de la vida humana. Las e s p e r a n z a s que habían hecho concebir la serenidad de Conejito, la gallardía de Bombita chico y la novedad y alegría juvenil del simpático Saleri se t r o c a r o n por lo exageradas que eran, en aburrimiento y desmadejamiento generales. 1 f mi iJii SALERI BRINDANDO LA ALTERNATIVA bB SALERI UN MOMENTO DE DESCANSO