Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA MUERTE DE SAN PABLO óe la cabeza cortaSa salió resplaoftor vivísimo, que espantó á los veróu os y al paeblo. -Así Dice una relacíór? óe la maerte f el Apóstol óe los cjeQtiles, sacrificio por Meróo eo Roma, el año 6 e nuestra Era. Gl nombre y la Fig: ura óe S n Pablo nos aparecen siempre revestidos de luz sobrenatural. La actividad infatigable de su vida de misionero y funtJador, la elocuencia y clarid d con qcie expone al mundo entero los fundamentos de la doctrina, y basta! a gracia y donaire de que echa mann cuando le conviene para sti fin calequíslíco. hacen de S D Pablo la personalidad más simpática de la Iglesia primitiva, 6 s un hombre, si cabe la expresión, absolutamente moderno, y el fuego de la fe que en su alma arde no apaja el frescor y la lozanía de su imaginación florida, ni entorpece sü facundia comunicativa y atrayente. Las epístolas á los Corintios, á los Romanos, á los Cálalas y á los ebrcos, son escritos de especial atractivo literario, cuya lectura parece hecha para interesar á los fiombres de mundo, tanto como para instruir y adoctrinar á los neófitos del (Cristianismo. lUPílKWTA DB PÍ- AnCÜ V HKlíKO