Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mñ. l e i amcíí 1 h o eo carpo óe fuego oi eovuelto ep pubes, aoupciaóo por el fragor ñel trüeoo c iluf 3 mir) üóo por el resplapóor ñe los relámpagos, aparece e! justo el oía óe scj triüijío iDayor. S grai 5 eza la lleva ÉQ SÍ roismo, el truerjo er) ia persuasión que óe su clüice bablar iDaoa, el relámpago ei) sa i5 ea laroinosa. lio le es menester aparato exterior, porque la humildad y la pobreza son sas mejores vestiduras. Hi quiere elevarse más 5 e un palmo por cima óe la seocilla mucbe umbre que le sigue y le aclama y tapiza su camino óe mantos y 5 e flores, óe palmas y óe ramos, Jesucristo entra en Jerusalén cabalgando eo la bestezuela que óa á todos los animales, y aüp a! bombre mismo, ejemplo constante de paciencia y óe sufrinoiento: en el valiente compañero óel trabajador 5 el campo, on esto confirn a upa vez más que los pobres de espíritu ó óe naturaleza soo y serán los preferidos óel enor. 61 pueblo grita entusiasmado: ¡Oosanna al hijo de Davidl y Jesucristo sonríe con la óulce sonrisa óe los puros de corazóa t. AvrlA