Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¿V A el N i el sermón óe la Tlontaña se coo liei e to 6o lo roas sustancial óe la óoctrioa óe Jesucristo. EF él están las bienaveDturanzas, qtie enseñai al cristÍar) o lo qcie óebe esperar y consuelan las aflicciones perennes óe la Ijtin aniCiaó lastimaba. Gn él está el PaÓre nuestro; esto es, lo que se 6 ebe peñir á Dios cotidianamente. Gn él los mandamientos óe la Ley antigua, confirmados y comentados con espíritu ntJevo por el I ijo Óel hombre; es óecir, lo que se debe hacer ep la vida. Pero aun esto, con ser tapto, es poco. Lo que en el Sermón de la lontafia resplandece con más viva luz es lo que la Ley antigua no bahía ensenado, lo que de propósito babían obscurecido los fariseos bipócpitas: el principio del amor universal, abrasando todas las almas; la fraternidad b mana, basada eo la caridad mutua, y la justicia inr anente en la concieoL- ía de cada bombre.