Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S IN necesidad de sacar á escena chulos y chulas más ó menos sentimentales y románticos, como los que tanto gusto dan en el género chico; sin recurrir á la payasada fácil ni al efecto cómico chocarrero y gastado; sin abusar tampoco del chiste de palabra ni de la situación caricaturesca, nuestro distinguido colaborador D. Antonio Martínez Viérgol, tan conocido por el seudónimo de El Sastre del Campillo h a compuesto una linda comedia en un acto, titulada Caza de almas, que con extraordinario éxito se representa en el teatro de Lara. Nosotros, que tanto estimamos á El Sastre del Campillo nos r e g o c i j a m o s con su triunfo y le auguramos éxitos mayores aún en la dramática. U N A E S C E N A D E CAZA DE A L M A S -S R S A N T I A G O S B T A S U A R E Z Y S R M O N T E N E G R O F O T CI F U E N T E S U iT joven compositor español de grandes esperanzas, el Sr. Montilla, perteneciente á distinguida familia andaluza, ha estrenado en el teatro Eeal su ópera en un acto Venganza gitana, obra ya conocida y aplaudida en los teatros de Italia. Venganza gitana, obra en que se nota grandemente la influencia de la moderna escuela italiana, ha sido muy elogiada por los inteligentes. La crítica ha visto en el Sr. Montilla la revelación de grandes cualidades de compositor, y le ha apiaudido como una halagüeña promesa que deseamos se convierta en realidad brillante. o podemos cerrar el índice de actualidades sin una nota tan triste como la noticia de haber fallecido en Madrid el i l u s t r e descendiente de Guzmán el Bueno, don Enrique Pérez de Guzmán, marqués de Santa Marta. Era el insigne procer uno de los hombres más desinteresados y eminentes de la política española, y toda su vida estuco afiliado al partido republicano federal, con cuyo jefe el difunto Pi y MarDON KAMON MONTILLA AUTOR DE VENGANZA GITANA gallJe unía amistad íntima y estrecha. Viva demostración de que las ideas más democráticas son compatibles con los gustos más aristocráticos y refinados, el marqués de Santa Marta fué un generosísimo protector de las artes y de las letras, y su palacio de la calle de San Bernardo era un verdadero museo. Literatos y artistas, eran todos amigos del marqués. Aún no hace un afio reunía á su mesa á los escritores más eminentes para celebrar el triunfo de la Electra de Galdós. Descanse en paz el ilustre patricio! N TMi Wt EL EXCMO. SR. MARQUES DE SANTA MARTA