Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
y 4- JÉ 1 IB I SIKCOXKS JLXEO Í I J v 3 AvCrf J p Í M K S ¿si Prado que atraS; qae proáace unz, saEgacióa duicísima de pas, ¿e íerDíira, de ÍQÍima iaraas aetivaieSj sa al iisipic srepúsciiio laadrileño, aquel rincón deleitoso parece n. as ser soEreír coiao si ícyiera na alma. Alma apacible, sampesírs, de una idealidad aizcólica senjeianís á un sueño; da una íxiansa qiiis iad, como la YISÍÓE que trae la aoa taigia. lío es el Arte, as el raspiaiidcr divino da a! go más hondo, más nuestro... le qus palpita aii torno deaq iiel! a admirable. Salsa les ehorros, abriósdoáa como iáminas cosvexae da cristal, y eaea y lasbaian en las triples tazas, obsssraSp ILscsas, da un tono dorado, que SE al sello de noblesa que, dejan SE la piedra ios afiog, y ll8 na. a las dos pÜEg oireclaras, tranoiailas como dos grandes espejes que reflejan ia geresidad azul del eielc casteliaao. Allá en lo alto, asestadas en breva cornisa, se YSH las Eátaeiones: soa unos bellos símbolos paganos, impasibles y augastoE esr a: edio del üragor asíruendoso de ¡a gran urbe. La Primayara, coronada de rosas y a! seno desEudo; si yeraco, Oeirss, fecunda, con su manojo de espigas: al Otoño, exteadienio su alegre guirnalda de pámpanos y racimos; si invierno, aterido y temblén. baio gu- ampiio manto de piedra, en que resbala la nieve... y por enciraa de todo, ea lo alto del pedestal, sn pleno espacio y Sii plena luz, a a Apolo desnudO; gallardo; sostenjeadc su ¡ira como diciendo ai mando que ia Poesía está sobra todas las cosas, sobre todos los tiempos, en al asp ¿cio libra donde yan los astros, donde la lus se transforma en color y en armonía. y en supremo cántico. Los copudos ahneees y las acacias mueven su fronda con an son coníuso, como ia música admirable de todo lo vivierite. Y allí empieza la ráfaga infantil que llena al Prado, y cual bandada de aves vistosas, pa. ras y regocijadas, se esparce, llenando el aire con su gran r 8? uelo de salud y de alegría. Sstán bien aiiíaquaíios dioses de piedra, aquellos- tranquiloB símbolos paganos. Ellos son eso mismo: la iS aíuralesa renacie. ute, la perpeti! a infancia de ¡a belleza, del ideal y de! arta. losa K O G Á L E S D l i í u c 5 E SJ; Í; IDOS