Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
z n me califiquen de QUIZÁS asi lo ha querido incongruente; pero mi suerte pésima y debo declararlo sinceramente: Me horripila el Domingo de Quincuagésima! Y sépase ante todo que no me fundo en una paradógica filosofía; pues yo siempre he creído que en este mundo no hay nada más alegre que la alegría. Y me gustan las máscaras que más se lucen, y me encantan los bailes de más jolgorio, y los mismos confetti, que se introducen hasta en el aparato circulatorio. Y deseo que conste que estoy conforme con los que se disfrazan los Carnavales, y que admiro esa nota, casi uniforme, de los bebés modernos y unisexuales, que al decirnos el clásico iVb me conoces plantean un problema de cierta monta; pues siendo tan ambiguos trajes y voces, no hay quien sepa de fijo si es tonto ó tonta. ¿Que por qué con un tono tan aflictivo comencé lamentando mi mala suerte? ¿Que, si la encuentro alegre, por qué motivo esta fiesta movible no me divierte? Calla, lector piadoso, y oye con calma, que espero, si me escuchas, que lo comprendas. I Yo me solazaría con toda el alma si Carnaval no faera carnestolendas! El tole de las carnes es mi agonía, la causa de mi pena que no se aplaca; que en pos del anarquismo de la alegría veo la dictadura de la espinaca. Siempre carnestolendas me han conmovido, y cada afio que pasa más me conmueven. Hombre debocas carnes que siempre he sido, no puedo ver sin pena que se las lleven. Y me tiemblan las pocas que me han quedado al ver á la Cuaresma que se avecina. ¡Median antagonismos entre el pescado y este infeliz dispépoico que está en la espinal Y hasta como devoto del buen lenguaje sufro al ver la cocina contra el purismo, y al cambiarme la sopa por el potaje mi estómago protesta del galicismo. Y por más de qae vivo desde pequeño sometido á estas prácticas de la familia, siempre á mí la vigilia me quita el sueño. Y no concilio el sueño con la vigilial Mas como está dispuesto que el hombre inmole sua gustos al precepto, la ley acato; y puesto que las carnes toman el tole En hora buena vengas, bicarbonatol CARLOS LUIS DE CUENCA DIBUIO DB XAUDARÓ