Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CENIZAS El blasonado stor de la ventana descorre una doncella; no brilla el sol; empaña los cristales deshaciéndose en lágrimas la niebla. En la pared el calendario dice: Miércoles de Ceniza. La marquesa madruga; durmió poco, y se levanta triste como el día. Del baile regresó malhumorada, fruncido el entrecejo. Al despertar ordena que la vistan el más sencillo de sus trajes negros. Aunque la chimenea resplandece, y en cebelinas martas se ha envuelto la marquesa, siente frío, mucho frío, en el cuerpo y en el alma. El maqueado secreter abriendo, escribe muy despacio en un papel sin cifras: Carlos mío Borra el mió después y deja Carlos. Sobre su pecho la cabeza inclina, y abandona la pluma Piensa cosas muy tristes... Que ya nadie dice al verla: Tan joven, y viuda Qae en torno de sus párpados asoman denunciadores pliegues Que su cabello, de áureos tornasoles, á blanquear comienza por las sienes. Al espejo mirada suplicante dirige con recelo Cierra al punto los ojos angustiada y contempla el pasado en otro espejo. Es la vejez que acelerada llega, la noche sin aurora y hay que apagar la luz que prometía desvanecer esas profundas sombras El lo quiere No oculta su desvío, y el amor á los golpes del olvido agoniza lentamente pero ella le dará muerte más noble. Y llena un pliego con nerviosa mano por la emoción convulsa, procurando hacer letra clara y firme al escribir esta palabra: nunca. De un secreto cajón tomando luego unas cartas, laa besa; al desatarlas, de ellas se desprenden pétalos sin color de flores muertas. En un jarrón de bronce las reúne; las prende fuego y mira en azuladas espirales de humo su postrer esperanza convertida. Mientras el humo se disipa, rezan en voz baja sus labios. Escoge laa cenizas cuidadosa y las guarda en precioso relicario. Con amplio velo de tupido encaje su palidez esconde, y se dirige al oratorio. Al verla, da comienzo á la misa el sacerdote. Y cuando aquél la ofrece la ceniza, rechazando la artística bandeja y abriendo el relicario, ella le dice: Padre mío, con ésta. RlGABDO GIL DIBUJO DK ALBKRTI