Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Mis parientes y vecinos los señores de García y González del Montón, como finos, son muy finos, y como de posición, ¡caracoles si lo son! Ya ve usté si el p a d r e de la señora es persona conocida: ¡Pérez! Ministro que fué, que no sale del Senado. Y el marido ya h a salido y s a l d r á toda su vida diputado, diputado p o r s u suegro; quiero decir que él lo saca; me parece que por Muía, aunque creo que es por Jaca; sé que es por u n animal, p e r o no recuerdo cuál. Pues como íbamos diciendo, mis parientes los García t i e n e n una criatura iQué chico! ¡qué monería! Vamos, ¡una miniatura! Como un piñón la boquita, como platos los ojazos. ¡Qaé chiquillo! Y u n a s piernas y unos brazos con m á s roscas que u n tornillo. Y el infante se les cría hecho un rollo de manteca, como dice el ama seca; porque, es claro, los García, siendo gente com ilfaiá, tienen dos a m a s de cría, una seca y otra no. Pero la cosa m á s rara es el espíritu práctico que se revela en el chico, pues se le alegra la cara en cuanto le llaman rico. Pues ¿y el pico? Le digo á usté que está el n e n e adelantado de u n modo, que d e s d e los once meses lo entiende y lo charla todo. ¡Es de lo que n o se ve! Y le deja á usted parado, porque, no le e n t i e n d e usté. Pero todo se concilla, porque afortunadamente todos los de la familia lo entienden perfectamente. -Mira- -dice la mamá, -mira; este señor n o s a b e á dónde se fué papá. Anda, díselo tú, rico. Y el niño contesta: -Tifa. ¿Ve usted? -traduce la m a d r e J ver. á la tía Rosita. -Y ¿dónde vive la tía? Dilo t ú con t u boquita y te doy esta galleta. Di- -Totin- té- titá- teta. ¡Eso es! -exclama muy satisfecha. ¿Ha visto usted? Florín, tres, principal de la derecha. Alguna vez h a ocurrido, a u n q u e pocas por fortuna, que no le hemos e n t e n d i d o Ayer, á l a s n u e? e y cuarto, le acostaron e n su cuna t a n contento como siempre, cuando á cosa de la u n a