Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
su sacra familia. Es un niño rubio, de carnes fofas, flemático, poco espiritual, que apoya la mano en el pecho de la madre y piensa en cualquier cosa, en jugar, en reir, en todo menots en salvar al mundo Para todo podría servir menos para pintar estas cosas divinas de carácter sencillo, familiar, íntimo, Bubens, el pintor déla carne triunfante, ó el pintor del Descendimiento, de Amberes. Vengamos, en fin, á nuestra tierra, y veamos cómo han interpretado al NiñoDios los grandes artistas españoles; veamos cómo lo ha comprendido el genio pictórico de nuestra raza realista. El más delicado y tierno de todos es Alonso Cano, el maravilloso escultor del San Bruno. Nada más blando, más agradable que la figurita del Niño echado en brazos de la Madre, que arrobada le contempla, mientras el lucero de la tarde viene á posarse sobre su cabeza divina. Por opuesto estilo es simpática y agradable la entrapajada criaturita que presenta á los pastores la Virgen de el cuadro de La Adoración, que pintó Velázquez en su mocedad. El parentesco de este Niño Jesús tan des- pierto, tan alegre y gracioso, con todos los niños españoles de su edad, es evidente. Un Cristo español debía hacer y tenía que hacer el Cervantes de la pintura. Dejemos olvidados, de puros conocidos, Los niños de la Concha, El Buen Pastor y otros Niños Jesús que con su pincel de mieles trazó Muri 11o, y fijémonos especialmente en ese Niño abrazado á su Madre, la Virgen del Rosario. Como Jesús, cualquiera de los otros vale más; como niño, ninguno. Ni siquiera es un niño; es toda la niñez resumida y compendiada en un bellísimo arquetipo. y ahora, lector, ya hemos reconocido diez maneras de entender al Hijo de Dios en diez artistas de diferentes épocas y escuelas, unos más pensadores y filósofos, otros más realistas é ingenuos, pero todos ellos llenos de inspiración, que en este caso hemos de creer hija de la fe más pura. Entre los artistas modernos no hemos podido encontrar ninguna de valor semejante. Dios y su Hijo perdonen... y ojalá quieran conceder al arte días mejores. FRAGMENTO DE LA VIRGEN D E L ROSARIO DE M U R I L L O FOTOGRAFÍAS J. LAOOSTE ENE F R A G M E N T O D E L A A D O R A C I Ó N DE LOS P A S T O R E S DE VELÁZQUE? F R A G M E N T O DE L A V I R G E N A D O R A N D O A L NXNO DE A L O N S O CANO