Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La cultura y acendrado gusto de loa alumnos se han probado cumplidamente en ésta fiesta, eñ que todo se ha llevado á cabo con la más absoluta y rigurosa propiedad histórica, sin perdonar ceremonia ni EL TORNEO DE TOLE DO. SALIENDO A LA LIZA FOT. C. GARCÉS detalle, como en parte puede juzgarse por nuestros grabados. Hermoso ejemplo es el dado por la juventud militar de Toledo, y también por el cultísimo público toledano Hace bien poco tiempo, la ciudad imperial regocijaba sus cuarenta siglos con unas brillantes fiestas en honor del príncipe de la poesía, su ilustre hijo Garcilaso de la Vega. Hoy contribuye con su animación y su entusiasmo al esplendor de una fiesta de carácter artístico é histórico. Toledo, en suma, hace las cosas bien, como corresponde á la grandeza de su nombre. IENTRAS tanto, los madrileños también procuramos divertirnos. Esto no quiere decir que nos divirtamos siempre, pero el procurarlo nadie nos lo quita. Así, por ejemplo, son varios los señores cejijuntos y desagradables á quienes hemos oído quejarse de que no les gustaba la nueva ópera del maestro Hum M peiáincí, Hanselund Qrétel, ó sea Juanita y MargaritiUa, estrenada en e 1 Teatro Keal Desde l u e g o se puede afirmar que Hansél und Oretel no es La Walkyria, ni su autor se llama Wagner, ni el maestro H u m p e r d i n c k tuvo al e s c r i b i r l a otra intención que la de poner música á u n cuento de color de rosa más viejo que la tos: el de los niños perdidos en el ACTO bosque y la bruja HANSEL Y GRETELPRIMERO AL MOLINO JUGANDO que quiere llevárselos para echarlos en la caldera, donde sus carnes tiernecitas han de convertirse en dulcísimo mazapán. Ya se ve, estas son cosas de chicos, y como tales hay que entenderlas, gustarlas y juzgarlas; pero para los días de fiesta, y para escribir ó p e r a s españolas muy serias y con toda la barba, quisiéramos nosotros un m a e s t r o compositor como Humperdinck, dicho sea sin ofender á nadie. Y ojalá que ese maestro compositor encontrara siempre intérpretes tan admirables como las señoritas Gardeta y Tinroth. Son dos diablillos deliciosos, encantaACTO SEGUNDO HANSEL CORONA Á GRETEL FOT. CIFUENTES dOrCS. OS paseantes de la calle de Alcalá se encontraron hace pocos días s o r p r e n d i d o s al ver en las dos pilastras que forman esquina de la verja del ministerio de la Guerra, sendos grupos de n i ñ o s de bronce, adorno y sostén de dos muy lindos candelabros. Uno de ellos, que rep r o d u c i m o s personifica en dos preciosos muchachos la milicia: uno de ellos prueba el temple de la espada; el otro redobla el tambor. La composición del gru po es acertadísima, como obra del laureado escultor catalán señor Monserrat. Loa dos candelabros han sido fundidos en Barcelona, en HANSEL U N D GRETEL HANáEL, SRTA. GARDETA. GRETEL, SRTA, TINROTII L ios talleres de Masriera y Oampms. NUEVO CANDELABRO DEL MINISTERIO DE LA GUERRA