Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CAPILLA DEL SANTO SEPULCRO EN JERDSALEM OS tiempos son de lucha, dijo el poeta y en verdad que la lucha llega ya á donde no debió llegar nunca, y ensangrienta los que debían ser sacratísimos asilos dé paz, donde la humanidad depusiera por siempre sus odios y rencores. Así el Santo Sepulcro de Jerusaiem, cuya custodia y conservación corren á cargo de los padres franciscanos y de una comunidad de monjes cismáticos griegos. El populacho turco de Jerusaiem y la soldadesca simpatizan más con los sacerdotes griegos, ó acaso les tienen más respeto por saberlos protegidos por el Czar y por las águilas rusas, mientras los pobres franciscanos, españoles en su mayoría, se ven desamparados y despreciados. L Hace pocos días, al comenzar la limpieza del templo, algunos de los padres griegos la emprendieron á escobazos con los franciscanos, que no podían defenderse, y dejaron á siete ú ocho de éstos mal heridos, con gran algazara y regocijo de la granujería hierosoIjmitana, y sin que los guardias del sultán, dignos cofrades de nuestros agentes de O. P. (salvo el alma) acudieran al lugar de la ocurrencia hasta que ya había corrido por encima del sepulcro del Redentor la sangre de sus h u m i l d e s y desvalidos servidores. m S I los guardias turcos se parecen á los nuestros, en cambio los prefectos franceses tienen harto mejor gusto que nues- EXPOSICÍÓN DE JUGUETES EN PARÍS tros gobernadores civiles, MUÑECA AUTOMÁTICA dicho sea sin ofensa de éstos. Buena prueba de ello es el notabilísimo concurso de juguetes científicos y artísticos organizado en París por el ilustre prefecto del Sena Mr. Lépine, y patrocinado por artistas de tanta fama como Gérome, Frémiet, Oarolus Duran y otros que han concedido premios á los juguetes de mayor mérito. (wm EL CAÑÓN MÁS GRANDE DEL MUNDO FOTOGS. GRIBAYEDOFF EXPOSICIÓN DE JUGUETES EN PARÍS. UNA VITRINA Entre éstos los hay ingeniosísimos como aparatos, y divertidísimos como juguetes. Abundan en gran manera los automóviles, los globos SaniosDumont en miniatura y los autómatas con caja de sorpresa ó penny in the slot, como el que representa uno de nuestros grabados. En general, el juguete científico triunfa