Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL ESTANQUE MISTERIOSO nuil ulIltr H B vieja ploJrji, rofiÍH pnr 1 A Imtnuiliid y par al nliandnno, HHiltHiIftn pnn pretil un por d mnr rilHgn fil oti n: ir Hninbte loe ynco OD oL olvMd PI pobro o tnii qa del coítNFo, con BUÍ Aj tia miu viIC 9 quangüjproan Uti lAiitnA n n d d M na BU r 3 m 1o conugarra, plnlfi de loH CHtnnqiiD? qüfl úlo Piihe á liiFiup rli cin, lomisiDfíqaii In bnmnnn. i- circnnMtflni- isi Ifi i miBii nEQn difundir oÍ lodo. Pnr donde qulortí eitiandn FI HTDD Bn eupuníii Anrin nH Aviíín de cubrir PI Jííinlilo üriíial d e i dini 1 nH hriljADl cca, y u n a llnTin de hujiu OUH ttaUt sobre IAK Duelos tri nqollap, como í hubieran bajado A morir nLIf. qobro a iaeLla íntima freacTira. Cftlma da uepalcro poqn obra el l ü r en suprema qalDlad, en dbDoInto PÍIDQCID. líodcn el alÜD Ib mqloía ospMn, rada de l U r a qne lo aíila. Apre afTo por IH ealTQJa TDsi tiici ii D 1 pnraje, el aire con diücnllfl j J e! vftbo de pantitno que eücholn el BÍUQ manUeno gn ol e s p a d o DQH neblina fliltn qno cnbre de epcabro troncos y bitoques. La Im en pú. lidn, d e reGejap amarílJoM- En on ríno n becho pflrn íonnr, pn que aijoniza nitro qno ha. biÍA IHFI dellcíns dp Rafael, el héroe romántico de L marLine, El cíUinrine. olvidado hoy. ha tenido BÍD embargo flnror i, sns dios do Tentora j prosperidad. Un embarcadero de e? caloiied desajustados de jíranilo, qne Jn yerba alfonibrn, desciende hasta el agua y adosado al muro d e la OBCullnatii, nubslila, nujelü por don argollaí empotradas en la piedra, nn cordón de eeda r c n e d o por el tiempo, n i a d E c i o a d e h a b e m l d o rojo 7 de habar desempeñado fnncíonea dP pa amanos. E e cordón de seda, Bfle reato oBtentoao de nn par- ado d e surgiendo sh en medio de la de olaci 6 n del lio, entre los m n a e eí e cordón d e seda en aun revclcviún mtsEBrieHH, delata loa dedos de alguien Kgttrrdindoee para DO ro vbalar, qnicáfl de a o a majei bajando e a f; raderfn eairnTiidiEB, tomando ni pie da ella nn bofe, Enloncee, libre del peífBJoflo limo se abitarían laa ondAn rUadAí por la brisa, el mü írdBiífi no escalaría loe pretiles, habría rOHOB en THE do ZBTERHÍ serJa ol rincón del eatanqne, no un Eugar Iñanbre de Irt leífl, sino nn ratiro de eneflofi auacroúalieos, de eaparcimíentoa helénLcoff, bien caidado y alenilido, DO la plenílnd de su apogeo slegre. Ah, i í Abl ha meditado, flbí ha pensado, ahí ha bebido la vida de Ifi natnralexa una mujer, la dnefla del caalillo, la dama del gran mundo, en í n? soledadefl elegantes del wtíO- El mncbocbo qne ensenn A loe Tiflitantf 4 la linca en venta, qne tiene laa jlnvon de la eitpofla morada, lo primero qne dice ea el nombre de sn doeao, una conocida mnrqnesa que mnríú joven. Y que amó mucho, afíado J o, also enleniiío de la mundana crónica. E e eatanr ne, A popar d e a u abandono, no e- n teDüda, no aterra, no rupele; po? ee nua rfcavidad dnlce y a t r a j e n l e dn cf monterio rural, do reFegio do psnión; ha finedado inurusEada en el Ingar nn nlnifl fcmnntnL El bosque vasliftimo, el gran CaalílJo, los extensos pradería? sap i propósiío para tala en su termino n n campo do cnUivo, una labor, una granja. Y ofoctilamente, el mucbacbo que enpefla la flncn por enrargo del ndminintrador. ineinÚA lo concenienlo qne para tal objeto rcanltana. Tobre estanque! Toda tu h o n d a poesía d e rincón mlatarioBo; lodos tus recuerdoa de ignorada dicha; lodos loa HUeflOfl d e mnjer qne Hobre ti TOIPTOD qpB BÓlo conocen las s ondrinas, la dnica nota d c a l e g r i a q n e te queda, fl A eer profanada maPanapor lasmi n ÍRS de algdn Indlfarcoto q a o contemple con repulsión tu agua muurtn! ninujo na HAUHTCII A u o s f l o PÉKEZ KIEVA