Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE ISIOCHE EL GAFÉ DE SAN ISIDRO É comenzar los primeros fríos del otoño, Madrid recobra el aspecto de animación y de alegría que l (vM perdiera durante los meses estivales. Todas las manifestaciones de la vida madrileña adquieren de nuevo su carácter espeeialísímo, y entre estos rasgos característicos de nuestras costumbres, buenas ó malas, pero típicas indudablemente, es uno de los más interesantes el que pudiéramos llamar vida nocturna. En efecto; Madrid de noche, no sólo ofrece un cuadro totalmente distinto ál de cualquiera otra población, sino al de la misma capital durante las horas del día. Los madrileños, tal vez porque las tareas de la oficina ó del taller no les permiten entregarse á las diversiones durante las horas de sol, lánzanse á la calle en cuanto anochece, y es de ver el aspecto animadísimo que ofrece Madrid desde esta hora hasta bien pasada la media noche. Cafés y teatros se encuentran llenos, no obstante existir muchos más de los que parece consentir un censo de población tan limitado. Principalmente los cafés, donde el módico importe de una taza del aromático líquido da derecho á permanecer ante una mesa todo el tiempo que uno desee, constituyen la nota más característica del Madrid nocturno. Por eso nosotros, al resucitar de nuevo esta sección, escogemos uno de estos lugares de esparcimiento preferidos del público, y entre ellos uno de los más característicos, puesto que no todos pueden gozar del privilegio de merecer por partes iguales los favores del público. Por estar en uno de los puntos más céntricos de un barrio populoso, por el excelente servicio que en él se da y por la elegancia y buen gusto de su decoración, el café de San Isidro ha sido siempre uno de los más populares y concurridos de Madrid, y lo será de hoy en adelante en mayor proporción si fuera posible, porque sus propietarios, con muy buen acuerdo, han realizado importantes reformas en el local, embelleciendo su decorado hasta el punto de convertirlo en uno de los más bellos y elegantes de la corte. Han contribuido á este efecto el ebanista D. Manuel llamos y el pintor D. Ricardo Téllez, y débese la iniciativa de estas mejoras al encargado D. José Uria, de cuya actividad é inteligencia queda hecho el mejor elogio consignando que lleva dieciocho años al frente del establecimiento. m El día 2 del actual verificóse la reapertura, y aprovechando esta circunstancia, que añade al interés de nuestra sección un carácter de actualidad, ofrecemos en esta página la notable instantánea que nuestro redactorfotógrafo Sr. Oifuentes obtuvo de aquel acto.