Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L Último domingo se celebró la solemne recepción en la Academia de Bellas Artes de San Fernando del ilustre escultor Mariano Benlliure. Nuestro querido amigo, cuja personalidad artística no hemos de descubrir ciertamente, ha logrado, pues, el espaldarazo de inmortal á que le daban harto derecho sus hermosísimas obras, pero á nosotros nos agrada más presentarlo en esta página, no con la levita y la medalla de académico, sino con el traje de faena y en plena fiebre de actividad, modelando una de sus bellísimas esculturas. Pocos artistas njadrilefios habrá que no conozcan el estudio de Benlliure en la Glorieta de Quevedo. Allí se rinde siempre culto al Arte, lo mismo en la conversación que en el trabajo. El discurso académico de Benlliure versó acerca del anarquismo eu el arte. Nuestra enhorabuena al Benlliure de la Academia, y nuestro apretón de manos al Benlliure del taller. ONDO sentimiento ha producido en Madrid y seguramente ea toda BspaQa el fallecimiento del eminente artista don LQÍS Alvarez Oatalá, director que era del Museo Nacional de Pinturas. El ilustre pintor, que desde muy joven manifestó su vocación artística, nació en Madrid, y después de haber cursado Filosofía y Letras en el Instituto de San Isidro, pasó á la Escuela de Belias Artes para estudiar colorido bajo la dirección de D. Federico Madrazo. Desde que obtuvo una pensión en Eoma, puede decirse que Alvarez abandonó el suelo de la patria, hasta que en 1898, y contando. ya sesenta y dos afios, sustituyó á D. Francisco Pradi 11 a ea la dirección del Museo de Pinturas, y por efecto de este cargo, habitó entre nosotros los tres últimos años de su vida. La labor que deja es inmensa, figurando entre ella obras tan sobresalientes como La silla de Felipe II en el género histórico, MARIANO BENLLIURE MODELANDO UNA ESCULTURA y el cuadro titulado Carnaval del Prado en 1800, que alcanzó el precio de 140.000 francos al ber subastada en Koma la colección del Príncipe Pío. SI cadáver había sido depositado la noche antes de su inhumación en la rotond. i del Museo, partiendo de allí la fúnebre comitiva para la Sacramental de San! -idro, donde los restos mortales recibieron tierra cristiana. E H D. LUIS ÁLVAREZ, -UU RINCÓN DE SU ESTUDIO, CON EL GUADKO QUE I EJA POR CONCLUIR EN EL CABALLETE FOTOGS. DB LOS SKES. HUERTA Y ASENJO