Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Y todo esto lo he pensado yo en mis largas ausencias de la patria, ausencias que no modificaron mi modo de ser, porque es de ánimos chicos y de caracteres frivolos dejarse influir por el medio ambiente en que se vive. El cazador cuando vuelve á su casa rendido y se acuesta en su blando lecho, observa que todo en su redor huele y trasciende á tomillo y cantueso, y es el aroma que trajo en las suelas de sus zapatos. Así yo, en mis noches de ensueños constantes, aspiraba aquellos aromas que nunca se disipan, y oía las jotas de la infancia, el viento de Santa Engracia, el rumor del santo río, el coro de los infanticos del Pilar en la misa primera y hacía al despertar versos y versos para mí sólo, cantando los amores eternos Santos, puros amores que no extinguen ni el tiempo ni los años, dulcísimos fervores que comprender no pueden los extraños. Al sonar medio día, sintiendo el alma desbordar del pecho, ante la Virgen mía, cuya imagen clavé sobre mi lecho, me postro y la bendigo, fijos en ella los humildes ojos, y en soledad le digo en íntima oración, puesto de hinojos: lOh madre do los míos, de mi padre Aragón sacra banderal Tu fe me infunde bríos, tu culto es mi sostén, mi vida entera. Protege mis labores, inspira mis cantares; alma de mis amores, sé íiel guardián de mis honrados lares, y dame en recompensa de tanto amor y fe, Madre y Señora, el solo bien que piensa lograr por ti quien á tus pies te adora: Morir donde lo piden la fe y el culto de mi edad primera; ¡un hoyo en paz que mis paisanos cuiden junto á la Virgen que Aragón veneral PATIO DE LA CASA DE ZAPORTA ¿Cómo quisiera usted morir? le preguntaban á un amigo mío en Bruselas. ¿De repente, de una enfermedad; del corazón, de un accidente? Hasta en la muerte hay caprichos y preferencias. Y mi paisano contestó como yo hubiera contestado: -1 Yo quiero morir en Zaragoza 1 EüSBBio BLASCO K O T D E LACOSTE, S U C E S O K D E L A U R E M T