Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Último domingo se inauguró en Tolosa, antigua j capital foral de Guipúzcoa, la estatua erigida en memoria del coronel D. Felipe Dugiols. Fué un héroe popularísimo en las provincias vascas. Nacido en Tolosa de familia muy modesta, se distinguió siempre por sus ideas liberales. La acción más brillante quizá de su hoja de servicios fué la defensa que hizo de Oñate contra los carlistas. Pasaba Dorregaray con 3.5 Q 0 hombres de infantería, caballería y artillería por las cercanías de Oñate. Dugiols, jefe. de voluntarios de aqueí í ¿í lla villa, salió con cuarenta hombres, todas sus fuerzas, á hostilizar por el flanco al caudillo carlista. Este, que no había pensado entrar en Oñate, quiso castigar aquella temeridad y destacó contra los valientes voluntarios liberales parte de su columna con un cañón. Dugiols, con su puñado de hombres se encerró en la Casa Consistorial, verdadera fortaleza de piedra, y resistió el sitio, mientras los carlistas, dueños del pueblo, le sitiaban por fuego y por hambre. Entre los pocos vecinos refugiados en la casa del pueblo, faltaba la persona más querida del héroe: su madre. Dugiols salió solo, desafiando el fuego enemigo; recogió á la pobre anciana y la llevó con él á aquel baluarte, que no lograron rendir las huestes navarras de Dorregaray. Fué después jefe de miqueletes y cayó gravemente herido en la acción dé Ohoritoquieta; Los carlistas no daban cuartel á los miqueletes. Dugiols estuvo largo rato tendido, pero con el cañón de su revólver sobre la sien, dispuesto á hacer fuego en cuanto se acercase un carlista. Le recogieron los suyos, y el bravo militar curó de aquella herida que le había atravesado de parte á parte él cuerpo, para realizar, corriendo los años, nuevas E S T A T U A E R I G I D A EN T O L O S A AL H E R O I C O C O R O K E L DUGIOLS proezas en: Filipinas, donde ganó la honrosísima cruz FOT. SEEANTES laureada de San Fernando luchando como una fiera contra los tagalos en Santo Tomás, y donde también salvó, con riesgo de su vida, á la familia del general Augus ti cuándo iba á caer en manos de los indios filipinos. Tal es el heroico coronel Dugiols, á quien Guipúzcoa, por suscripción pública, ha erigido en Tolosa una esta tua, solemnemente descubierta por el Sr. Ministro de Estado en representación de S. M. la Reina Regente. E D O C T O R D O N V I C T O R I A N O G U I 3 A S 0 L A Y MENENDE 7. N U E V O O B I S P O DE M A D R I D- A L C A L Á L nuevo obispo de Madrid- Alcalá D. Victoriano Guisasola y Menéndez, es una de las figuras más relevantes del episcopado español. Relativamente joven, pues no llega á los cincuenta años de edad, ocupa por sus propios méritos una sede tan brillante y al mismo tiempo de desempeño tan difícil como la madrileña, de la cual se posesionará, según sus propósitos, en Febrero próximo. El doctor Guisasola estudió la carrera eclesiástica en el Seminario de Oviedo, y simultáneamente cursó la. de Leyes en la Universidad de la capital asturiana. Fué durante mucho tiempo el alma del Ateneo de la. Juventud Católica establecido en Oviedo, y colaboró en gran número de periódicos y revistas. Canónigo de Ciudad Real, Orihuela y Santiago de Galicia, dejó en esas catedrales excelente memoria como secretario, provisor y vicario general respectivamente, siendo al firi preconizado obispo de Osma en Junio de 189 Trasladado en 1897 í ia sede de Jaén, de la cual viene á la de Madrid, el Sr. Guisasola gobernó su última importante diócesis con verdadera sabiduría, siendo m u y notadas y aplaudidas las evangélicas campañas que realizó en todo el territorio diocesano, sin exceptuar las regiones m á s quebradas y difíciles. Él nuevo obispo madrileño es excelente orador y notable literato; s u firme voluntad y sus sentimientos caTÍtativos p u e d e n derramar muchos bienes sobre la importantísima diócesis que ha de regir dentro de poco. E