Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
w F A L L E C I M I E N T O DE M A C- K I N L E Y E L N U E V O P R E S I D E N T E DE L O S E S T A D O S U N I D O S INAUGURACIÓN EN TOLOSA DE L A E S T A T U A DE DUGIOL? D. VICTORIANO GUISASOLA, OBISPO DE MADRID- ALCALÁ. VIAJE D E L E M P E R A D O R N I C O L Á S I I CAUTIVOS JUEGOS ESPAÑOLES EN MARRUECOS. CÓMICA. F L O R A L E S DE A L B A C E T E -N O T A pesar de las esperanzas y aun las predicciones de los médicos norteamericanos, Aresultaron profetas, el presidente deque por esta ven no Mac- Kinley sucum- bió, como Lincoln y como Garfleld, causando su muerte gran sensación en los Estados Unidos. Había tomado posesión de la presidencia de la República el á de Marzo de 1897, verificándose su entrada en Washington con extraordinaria pompa, y marcando ya desde aquella solemnidad ostentosa el carácter de su política imperialista, bien diferente de la que siguieron los primeros presidentes de su país. Ahorraremos á nuestros lectores su biografía, qué harto frescas se hallan en la memoria de todos los espafióles sus páginas más culminantes, y sólo diremos que al sucumbir víctima de la herida que le causara el revólver de Czolgosz, sus últimas palabras fueron: Hágase la voluntad de Dios y no la nuestra que ojalá hubiesen estado siempre en su pensamiento. La viuda de Mac- Kinley se halla enferma á consecuencia de la terrible impresión que le produjo la trágica muerte do su esposo. En la misma cámara mortuoria de Mac- Einley prestó juramento su sucesor Boosevelt, que desempeñaba la vicepresidencia de la República. M R MAC- KINLEY Y SU E S P O S A Hombre muy popular en los Estados Unidos, sobretodo desde que al frente del regimiento de RoughEiders reali üó hazañas más ó menos fantásticas en Santiago de Cuba, Roosevelt llega á la más alta magistratura de su nación en inmejorables condiciones personales. Delante del cadáver de Mac- Kinley prometió solemnemente continuar la política de éste, pero á pesar de ello, los grandes especuladores norteamericanos, tan favorecidos por el presidente muerto, se agitan en torno de su sucesor con cierta desconjíinza. El nuevo presidente de la República nació en Nueva- 7o rk en 1858 de una familia de origen holandés. Ha sido diputado por Albany, jefe de policía de Nueva- York, coronel de! regimiento de Rough- Eiders, secretario auxiliar del ministerio de Marina y gobernador del Estado de Nueva- York. Una de su campañas más notables fué la que emprendió en 1881 contra la corrupción reinante en su país, designando con extraordinaria fuerza de expresión álos capitalistas norteamericanos que se dedicaban á las grandes especulaciones sin reparar en los medios ni detenerse ante los preceptos severos de la moral. Aquella campaña le acreditó como hombre de voluntad enérgica, voluntad que le ha de ser ahora verdaderamente necesaria para el desempeño de su elevada misión. TEODORO ROOSEVELT ACTUAL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA