Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
extiende delante de la li lesia Ma 3 or y del antiguo palacio de los marqueses de Villafranca, todas ias demás son estrechas y tortuosas, como suelen ser las de todas las poblaciones que á despecho del tiempo conservan el carácter moruno qtie les imprimieran sus fundadores. En cambio el barrio bit jó, construido sobre terrenos que baña el mar, es ligero y alegre, como corresponde á una población modernísima. Rectas y espaciosas sus calles, lucen en todo eu esplendor las casas deeleptaute a ipecto, que no obstante conservan el carácter clásico andaluz, lii cancela dé hierro que deja ver un patio blanquísimo, cuya frescura embalsaman las floreicon su fragante aroma, y en cuyo centro gorgotea el agua de alegre fuentecilla que oculta su tazón entre lirios, y la reja confidente de amores, que en las noches tranquilas en que la luna baña las calles con su azulada luz, ofrece tanta poesía á los espíritus soñadores. Cuatro anchas vías ponen en comunicación ambos barrios. La principal de ellas es la denominada Cuesta de Belén, donde se encuentra el palacio del difunto duque de Montpensier, hoy propiedad de su hijo el infante D. Antonio. La calle de los Duques de Montpensier, con sus anchas aceras, su doble fila de faroles, que de noche la iluminan espléndidamente, sus establecimientos comerciales y su animación, no desmorece al compararla con las mejoies de las más populosas capitales. Es algo así como nuestra Carrera de San Jerónimo, llena de gente á todas horas, bulliciosa y alegre como un boulevard parisién. s Un clima delicioso que satura la brisa del Océano y embalsaman los extensos pinares y las fértiles campiñas que rodean la población, hacen de Sanlácar una de las más hermosas estaciones veraniegas. Kara vez se eleva la temperatura más de treinta grados en el centro P A R T E R R E D E L P I N O J LAZ. b E lüROS m Mi B E N D I C I Ó N Y COLOCA) 0 N K LA I R I M E R A P I E L R A DE L O S N U E V O S H O T E L E S de los días estivales, y en invierno no suele ocurrir que descienda de seis. Un cielo puro y luminoso presta al paisaje esa. alegría indefinible que, impregnando el aire iue se respira, dilata los pulmones y rejuvenece el cuerpo y el espíritu. Pero no es sólo el clima saludable lo que presta á Nanlúcar excepcional importancia como punto de veraneo. Abundantísimos manantiales de aguas salutíferas, entre los que se distingue el denominado Las Piletas, de aguas tan notables por sus propiedades medicinales, que sólo puede compararse con algunos de los que existen en Alemania, enriquecen considerablemente aquel punto. La incuria de los Ayuntamientos impidió siempre que aquella hermosa playa obtuviese la predilección áque es acreedora por sus excepcionales condiciones, y lejos de aumentar en prestigio proporcionalmente á sus ventajas, fué desmereciendo de día en día, efecto de la deplorable gestión municipal, que descuidábala higiene hasta el punto de permitir que las calles se convirtieran en basureros abundantes en gérmenes nocivos. Vista la necesidad de una administración recta que reformara la población en el sentido que exigía el interés de todos, algunos hombres de buena voluntad é inquebrantable energía notardaron en agruparse para emprender vigorosa campaña en este sentido. D, Pedro Eodríguez Santiago, iniciador de este importante proyecto, será recordado con gratitud por todos los buenos sanluqueños. Sucedióle en tan noble tarea el joven abogado D. Pedro Barbadillo, que acometió importantes mejoras que no tuvo ocasión de ver terminadas por su prematuio apartamiento de los negocios públicos. De la brillante juventud que figuraba en el comité presidido por el Sr. Rodríguez Santiago, destacó después por su entusiasmo en pro de la prosperidad de su pueblo y por sus elevadas ideas democráticas el opulento cosechero y doctor en Derecho D. José Hontoria, á cuyos