Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A darle también animación ha venido el Stein, uno de los vairios barcos que tiene Alemania para la instrucción práctica de sus aspirantes á marinos de guerra. El Stein es un barco mixto de vapor y de velero. De lo moderno tiene lo mejor: la fuerza domada y sometida á la mano del hombre. De lo a, ntigub tiene 16 bello: la armadura de fragata, sus tres palos con sus gavias formando colosales cruces. El barco de vapor ha vencido al de vela en lo práctico; en lo bello jamás le vencerá. Tiene el Stein un casco viejo; pero tan pintado, retocado con tanta coquetería, que parece nuevo. Blanco todo él, cuando navegue á toda vela, no parecerá el tétrico barco de la leyenda de Wagner, sino P Á L I D A D E S S MM. D E L STEIN) V D E S P E D I D A D E L A T R I P U L A C I O X el alegre barco de la esperanza. La tripulación, compuesta en su mayoría de gente moza, casi imberbe, ha desfilado por San Sebastián siempre seria, -pero siempre correcta, disciplinada, siendo objeto de general admiración. Si algo la ha hecho perder su gravedad ha sido la vista de tantísima mujer hermosa como este año se ha reunido en San Seiljastián; y cuandcla ha perdido ha sido solamente para expresar sin palabras ni ademanes, con miradas de sus ojos redondos y azulados como de muñecas de bazar y Con contactos de codos de guardias marinas, que reconocen que á falta de poder naval tiene España un poder femenino de incoinparable: valía. LosEeyes han visitado el barco alemán, y á presencia de SS. MM. han hecho los jóvenes alumnos ejercicios que demuestran la sólida y práctica instrucción que reciben. Los lie llamado varias veces guardias y la DESEMBARCO DE LA FAMILIA REAL D E S P U É S D E SU V I S I T A AL STEINÍ Última alumnos, y en realidad no lo son. Serán alumnos y algún día guardias... ios que lo sean. Hoy son sólo aspirantes á alumnos. Están en el noviciado; prueban la vida del mar; experimentan todos los contratiempos de la navegación, todas las amarguras de la ausencia, todas las tristezas de la soledad. Su patria quiere para marinos hombres de mar y por eso los tiene en el marañes enteros antes do concederles la gracia de entrar aprobar su aptitud para marinos teóricos. Los Reyes les han distinguido. San Sebastián les ha a rasajado sin medida. Corridas de toros, jiras náuticas, teatros, bailes, recepciones, tes su estancia en España ha sido un festejo continuado. Siquiera que- lleven esa buena impresión de nosotros y que puedan decir, plagiando: una histórica frase, qué en España todo se ha perdido menos la galantería y el humor. AKÍÍBL M A E I A F O T O G R A F Í A S B. RESIrtES- GASTjELL