Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICA DE SAN SEBASTIÁN verano donostiarra del presente año llega á su ña. Puede decirse que la ciudad dispara los últimos K lV cohetes, quema el último cartucho. El final es más animado, más brillante que lo fué el principio. Las últimas fiestas han sido acuáticas. Verdad es que lo ha sido todo el verano. El famoso vicario de Zarauz anunciando temporales, y las nubes obedeciendo como á un conjuro á sus predicciones, han ofrecido á los veraneantes una temporada j pasada por agua Y conste que llover, llueve en San Sebastián como en todas partes, pero en cantidad y hasta en calidad de lluvia no hay quien gane á la Perla del Cantábrico, como llaman á la capital guipuzcoana los poetas del país, no creo que por admiración, sino porque esta Perla, como las otras perlas, vivé en el agua. Las regatas han sido e! pan y agua nuestros de cada día. Las hubo de balandros en los últimos días de Julio; fiesta bonita para los que entienden de cosas de mar, pero un poco confusa para los profanos, porque han de saber más matemáticas que Newton si han de darse cuenta de lo que ha sido la regata en relación con el arqueo y las compensaciones de los yates. Además, para ver stas regatas es preciso embarcarse, con lo cual no están conformes todos los que ven el Cantábrico con las narices tan hinchadas como viene teniéndolas este verano, y hay que ir á la barra, y en España no van á Ja barra ni los ministros, por muchas acusaciones que sean las que se les hagan! Las de yolas ó embarcaciones de remo son otra cosa. Esas se celebran dentro de la bahía y pueden R E G A T A S BARCAZA ANEXA A LA CASA FLOTANTE DEL CLUB NÁUTICO verse desde tierra á simple vista, y mejor á vista FOT. COLMENARES compuesta, ó sea con la ayuda de unos gemelos. En ellas tomaron parte tripulaciones de París, Arcachon, Bayona, Agen, Barcelona y San Sebastián. La copa de honor del Eey la ganaron los bayoneses, pero á juicio de los técnicos hicieron quizá el mejor papel los parisienses, porque nó es lo mismo remar en la tranquila superficie del Sena que en la alborotada del mar. De todas maneras, brillante y todo su papel, resultó papel mojado como no podía menos, dada la naturaleza delalucha. I V v T T R I B U N A D E L C L U B C A N T Á B R I C O E N E L VALLE D E LOYOLA P A R A L A J I R A N Á U T I C A