Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
íí 1 h iluminaciones, los fuegos de arti) ficio, y sobre todo con el espec táculo llamado nacional, para vergüenza nuestra. Porque también aquí, pese á la cultura y al progreso, que brillan por todas partes, también aquí hay plaza de toros Es un hermoso edificio, capaz para diez mil almas iba á decirte. ¡Como si la tuvieran los seres que se recrean en ese sangriento espectáculo! Yo, como comprenderás, no pienso asistir, si no hay algún amigo que nos comprometa regalándonos las localidades. Adiós; es muy tarde y no quiero desaprovechar el correo de hoy. Te besa la frente y ambas mejillas tu apasionada amiga- -Fwri. -ENOU b l R E C r O R 1 E BLANCO V N E G I l ü lA P L -í A UE- -AN lOlllN O riiH, cuyo f r u t o sil v e s t r e anuncian ya las flores rosadas, pumaradas, como llaman aquí á los manzanares, que te ofrecen al alcance de la mano la f r u t a perdición de miestios primeros pa dres y después de todos sus hijos é hijas; y en medio de este oasis encantador, r i a c h u e los bullidores, y allá lejos, como fondo del paisaje agreste, la extensión azul de las olas, en que reverbei a la luz del sol filtrada por esas blancas nubecillas, aéreas gasas que flotan por el aire en los países montañosos. De cuando en cuan- do oyes la voz de un aldeano que canta melancólica praviana ó alegre giraldilla, y las notas niterminables de la naita, que parecen dulce lamento, con toda la triste a y la poesía de lo pasado Te asesuio, qiieridísinia Kati, que aquí brota la inspiración á chorros por doquiera que vayas. Si te acercas al mar, la barcarola, si te encaminas á la aldea, la égloga ó el idilio; y si visitas las fábricas, la oda potente, el himno del trabajo en sus férreas estrofas. Tja temperatura es aquí primaveral la columna termométrica, menos orgu llosa que en ningún otro fcitio do vera neo, encógese humilde y no pasa de los veinticuatro grados. Los festejos de este mes, atraen concurrencia extraordinaria de fo rásteres. Como todos los años, acuden para recrearse con las cucañas marítimas, las regatas, las Mi distinguido amigo: La casualidad ha puesto en mis manos esa carta de una poetisa novel, que estaba deseando dar á luz alguna de sus producciones literarias. Aprovecho esta circunstancia para complacerla, y así satisfago al mismo tiempo el deseo de usted de que le envíe algunas l í n e a s ara acompañar á las bellas fotografías hechas por mis buenos amigos los Sres. Bertrand y Paquet. Be u s t e d siempre afectísimo, M RAMOS CARRIÓN 1 E M B A R r A n í RO ñ lFRi, A lA KOT, UKRTRAND V P A Q U E T I I A Ü S E R Y MENET V h ERNANDEZ O O N A L E Z