Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-jráp 9 ENTRADA TRIUNFAL DE GARIBALDl EN MADRID TIPOS POPULARES O JL H I B JL Xv ID I j ACE años, en Madrid hubo un pobre diablo al que la multitud bautizó con el nombre de Ángel I, cuya presencia era indispensable tanto en las fiestas de guardar como en las que no había que guardar nada; y no se celebraba un banquete- -por entonces ya estaban de moda- -sin que asistiese, por lo menos á los postres, el famoso Ángel I. Fué socio honorario de todos los casinos de Madrid, y estaba en posesión de la gran cruz de Puerta Cerrada, concediéndole, según él decía, las bandas de babor y estribor el ministro de Marina. En sus últimos años, en el Retiro se celebró con gran pompa la fiesta de su coronación, y ante su busto, engalanado dé verde, se leyeron poesías y discursos. Pero desgraciadamente, Ángel I murió sin sucesión, estando su trono vacante muchos aflos, hasta que el partido de los golfos, después de encarnizada lucha, elevó al solio al advenedizo Garibaldi, de la casa solariega de Valdepeñas. Ganbaldi, de política más amplia y democrática que Ángel I, no ha olvidado nunca que procede del pueblo, del arroyo, y en el arroyo ha establecido su corte de admiradores y amigos. Garibaldi fuá en sus humildes comienzos de la vida cubero de profesión; pero comprendiendo sin duda que el contenido de las cubas era muy superior al envase, dejó el tonel, cansado de ser Diógenes, y se dedicó á apurar desde entonces las copas del licor, como cantan en Marina,