Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
concederse los mismos derechos á todos los artistas para que concurran, porque no sólo se establece de tal modo un equitativo principio de igualdad, sino que puede conseguirse el éxito que determínala competencia, aun entre aquellos que para admirar al público con sus creaciones no necesitan l fY. otro estímulo que el aplauso de la opinión y la fama que deben á sus méritos. Puesto que los gastos del monumento han de costearse por suscripción naciona medida, que se ha juzgado muy acertada porque permite á todos los es pañoles contribuir á la obra en la proporción que á cada cual permitan sus fuerzas, era lógico que á todos los artistas se les concediese el mismo derecho de concurso, y que del noble pugilato que de esta igualdad ha de derivarse dependa exclusivamente la gloria de ejecutar el monumento. El mismo entusiasmo que entre los escultores para conseguir el privilegio de hacer la obra, ha reinado en todas las clases de la LEMA: 14 DE ENERO DE 1875 sociedad para contribuir á los gastos que su construcción ocasione. Se calcula en un millón de pesetas la cifra que ha de recaudarse, contando con las cantidades con que contribuirá el Gobierno, las Cámaras, el Banco de España y otras corporaciones de Madrid y provincias. Esto, á la vez que demuestra el interés del público por la mejor realización del proyecto, ha de permitir que éste se ejecute con la necesaria esplendidez. Queda por resolver el lugar del emplazamiento de la estatua, que dependerá del boceto que sea aceptado, pues siendo de distinta magnitud, no todos podrían encontrar ambiente propio en el mismo lugar. No siéndonos posible ofrecer á nuestros lectores reproducción de todos los bocetos que figuran en la Exposición, é ignorando aún cuál de ellos obtendrá el premio, piiblicamos dos de los más hermosos, tanto por sus monumentales proporciones y por la belleza de los detalles que los adornan, como por ser de los que con mayor exactitud recuerdan la noble. y arrogante figura del monarca cuya memoria ha de perpetuarse. m O O todos los proyectos que tienden á implantar en nuestro país nuevas costumbres y á despertar aficioM nes distintas de las que el público manifiesta, el de organizar concursos hípicos que fomentarán la equitación en todos sus aspectos, propósitos que algunas ilustres personalidades de la aristocracia y la milicia perseguían con verdadero afán, ha tenido que vencer dificultades sinnúmero para verse al fin realizado. C i- i áUtSMMA? C O N C U R S O H Í P I C O UNA CARRER. A DE S A L T O S E L J U R A D O C A L I F I C A D O R EX FUNCIONES