Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
las bellezas que contemplaron durante el día. Y cuando ese afortunado mortal recorra las diversas estancias del pa lacio de los Beni- Nassares sin lofjrar d e s c u brir el hilo de HOIEL SIEICíLELOb oro que las une como á las perlas de u n collar, n i poder darse cuenta de su distribución p a r a los usos y menesteres de la vida de las gentes que las habitaron; hallándolas, en ñ n como creadas por obra del capricho, no de las necesidades de la exi! stencia humana, en campo de jardines y circuidas de torres como u n hermoso sueño aprisionado en una fortale? a; por muy escasa poesía, repito, que Dios dejara caer en el alma del turi ta, éste s e h a de sentir impregnado de ese vago perfume que sale del aliento de lo bello y que ennoblece con su caI N T E R I O R DE LA MEZQUITA rie a ha ta álos espíritus m á s plebeyos y más rudos. lOuánto se h a soñado en el patio de los Arrayanes, en el de los Leones, en el Cuarto Dorado, en el salón de Embajadores, en el mirador de Lindaraja, desde los tiempos de Mohamed V, de Yusuf ó de Ismaill ¡No sospecharía seguramente el fundador de la dinastía asserita; no sospecharía Al- Abmar I, que eligió la Alhambra para residencia de su sultanía, que al hacerlo había abierto t a n hermosa ventana p a r a los sueños de los hombresl Aunque sí debía de sospecharlo contemplando desde cualquiera de las torres el espléndido p a n o r a m a de la vega granadina, y allí en el fondo, blancas como velas gigantescas al pairo en u n m a r azul, las alturas de Sierra- líevada. Lo. s Reyes Católicos cerraron con broche de oro la unidad nacional con la conquista de Granada, y en ese broche de oro hallaron mía piedra preciosa maravillosamente tallada y rica de luces y cambiantes: ¡a Alhambra Dicen que Boabdil Uoió al abandonar la capital de su reino; yo sé de muchas personas sm diadema real que le han imitado al despedirse de la Alhambra. ¡Por fortuna, el- dueño del hotel Sietesuelos n o incluye en la cuenta los desperfectos que en sus m u e b l e s originan esas lágrimas, salvo si son ingleses los que lloran, p o r q u e las m a n c h a s q u e produce el entusiasmo artístico combinado con algunas got a s de alcohol, no desaparecen nunca! DIBUJOS UK T MAhTIN O R L A S D E BLAN CO C O R I S UN RINCÓN DE L. A AI. IIAMIÍRA F O T O T IIA üí? KK V ME. NET