Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IMPEESIONES DE PAKIS J O A JsKJLT JL UNA S E S I Ó N D E D I C A D A A LA LEY R E L A T I V A A L A S A S O C I A C I O N E S R E L I G I O S A S IAY tanto que decir de la Cámara francesa, sobre todo e n estas legislaturas con s u s sesiones tumultuosas y s u s escándalos continuos! Pero la índole de esta Revista, exclusivamente artística y literaria, no consiente una disección d e esa entraña parlamentaria. L a Cámara francesa y el Congreso español n o se parecen m á s que e n u a a cosa: e n que ambos Cuerpos legislativos están completamente desacreditados. No debo examinar las causag e n este periódico. Consigno el hecho. Como la Cámara republicana h a dado u n a sola ley benéfica para el pueblo- -ley promulgada por iniciativa de Waldeck- Eousseau cuando estaba lejos de llegar al puesto que he y ocupa merecidamente, -la labor de la Cámara republicana s e conceptúa inútil. H a r t o d e parlamentarismo anodino y estéril, el pueblo francés no se cura poco n i mucho de las sesiones que tienen lugar en la Cámaia. Sábelo la Prensa, y dedica escasa atención á los debates m á s ruidosos y al parecer importantes. Escritores isatíricos como Hardouin los comentan, burla burlando, e n brevítimas líneas. Escritores sesudos como Cornely, tratan de ellos con marcada displicencia. Y el lector salta la media columna que se consagra por tradición á extractar el debate. Se h a perdido la fe en los señores padres de la Patria; y sin embargo, en muchos, á lo Brisson, d e l a Cámara francesa, late aún el puritanismo que informó la trágica actitud de la Convención, con sus Eobespierre, sus Danton, sus Verniaud, sus Saint Just... Considérase la Cámara como circo de diputados amaestrados, la diputación como oficio, al debate sensacional como valor entendido; y n o pudiendo el pueblo remediar este estado de cosas, h a resuelto ignorarlo Trascendentalísima parece, en verdad, la discusión sobre la ley de asociaciones; y n o obstante, yo, que soy testigo presencial, y que por serlo puedo escudriñar la fisonomía del pueblo en el hogar, en la calle, e n el tren, en todas parESPERANDO TURNO Á LA ENTRADA DE LA TRIBUNA PÚBLICA O b S C r V a d O H Í S Í q u i e r a aSO- uN DÍA DE EMOCIONES PARLAMENTARIAS mo de ínterós. De tanto esperar el