Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
anco i fdjvo DE 1896 desmienta, que BLANCO Y NBGBO es uno de los periódicos madrileños más leído en provincias, puesto que en capitales como Barcelona, SeyiHa, Valencia, etc. etc. circula tanto como el más favorecido y solicitado de nuestros colegas diarios. Durante el año 91, el precio de cada ejemplar fué 16 céntimos; pero com irendiendo nosotros que con margen tan pequeña eran imposibles de realizar las reformas y mejoras que pa: a nuestra publicación proyectábamos, decidimos el año 92 elevar á 20 céntimos el precio del número de BLAIÍOO Y ÍTEGKO, llevando á éste tan progresivos elementos, que compensaron con exceso los cinco céntimos de diferencia. Ruda fué la lucha que tuvimos, sin embargo, que sostener, para aclimatar ol nuevo precio con corresponsales é intermediarios; pero la gran masa del público, hallando indudablemente justificada la elevación de precio, nos ayudó como siempre en aquella crisis, que fué, ya lo decimos, difícil, trabajosa y ruda. En la actualidadj cada ejemplar cuesta á los compradores 30 céntimos, cantidad que nadie, por las condiciones de nuestra publicación, encuentra exagerada; y como quiera que no hemos de detenernos en el camino de la mejora moral y material de nuestro periódico, el coste de éste llegará hasta donde deba lleg: ar, pero nunca de un modo injustificado y caprichoso. BLANCO Y NBGEO aportó, todos lo reconocen, nuevos elementos á la Prensa española, constituyendo no sólo una nota de novedad entre ésta, sino entre la extranjera, puesto que ninguna revista de su índole de cuantas se publican en Europa tienen con ella marcada semejanza. A la Prensa ilustrada nacional le dimos condiciones de vida estableciendo el precio de veinte céntimos, sin lo cual no era posible que existiese, y de tal modo se han entusiasmado algunos periódicos ilustrados españoles con nuestra Eevista, que han llevado á sus páginas secciones por nosotros creadas, copiando también el título de nuestros anuncios y la manera de encuadernar con alambre los ejemplares, demostrando alguno de esos periódicos muy recientemente su admiración por BLANCO Y NEG- BO hasta el punto de cortar las puntas de sus hojas porque nosotros lo hicimos, imprimiendo como nosotros en papel estucado y envolviendo el número en cubierta de papel grueso, con dibujos estampados á dos tintas. Este afán de imitarnos aun en detalles de poca monta, demuestra una afectuosa admiración por BLANCO Y NBG- BO, que aunque lastime nuestra modestia, agradecemos profundamente. En el curso de estos diez años hemos introducido importantes mejoras en los procedimientos de grabar é impri- i i í- J -ÍM i