Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
m DELEGADOS ARGENTINOS EN MADRID A grandísima simpatía con que fueron recibidos á su llegada á Madrid el Intendente municipal de Buenos Aires D. Adolfo Bullrich y el Secretario general del mismo Municipio don Jorge Williams, constituyó digno prólogo de los sucesos posteriores. La misión que su patria les ha confiado de estrechar los lazos que la unen con España, no puede menos de despertar en nuestros corazoDON A D O L F O B J L L R I C H nes sentimientos calurosos de INTENDENTE MUNICIPAL DE BUENOS AIRES reciprocidad y afecto, bien espontáneamente demostrados estos últimos cuando nos visitó la brillante oficialidad del hermoso buque de guerra argentino Presidente Sarmiento. D. Adolfo Bullrich, que es una de las personalidades más salientes del Plata, ha desempeñado I país cargos impor mos, y ejerce por S vez y á causa de honrosa reelección, el puesto de Intendente de Buenos Aires. El Sr. Williams, secretario de la Intendencia, tiene cuarenta y cuatro años y una brillante historia, que por sus dotes de inteligencia y laboriosidad adquiere cada día páginas más brillantes. Al Sr. Bullrich debemos los españoles que se haya rotulado con el nombre de Plaza de España una de las más hermosas de Buenos Aires, y la numerosa colonia de nuestra nación residente en la Argentina halla en el Sr. Bullrich un cons- EL S R BULLRICH SALUDANDO DESDE EL C A R R U A T E EN LA P L A Z O L E T A DE LA E S T A C I Ó N D E L N O R T E EL ALCALDE DE M A D R I D Y E L I N T E N D E N T E DE BUENOf A I R E S AL P O N E R S E EN M A R C H A LA COMITIVA HACIA LA C A P I T A L tants defensor de sus aspiraciones é intereses. En el sudexpreso del viernes 26 del mes pasado llegaron á Madrid ambos ilustres viajeros, en compañía de la señora viuda de Peña, hija del Sr. Bullrich y dama de singular distinción y extraordinaria hermosura. También los acompañaban desde El Escorial el marqués de EoUeville y el notable literato Sr. Oasellas, redactor de El Correo Sspañol de Buenos Aires. Una compañía de Milicianos nacionales con bandera y música hizo los honores á los argentinos, y al desembarcar éstos del vagón fueron recibidos por el alcalde de Madrid Sr. Aguilera, al frente de casi todos los concejales. Desde aquel momento se sucedieron los vivas á la Argentina y