Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ASOCIACIÓN DE LA PRENSA ALFONSO XIII EN BLANCO Y NEGRO L viernes 12 de este mes, á las tres de la tarde, hora designada previamente por S. M. la u s i n a se verificó en n u e s t r a casa la solemne apertura de la Exposición constituida con las obras regaladas por eminentes artistas á la Asociación de la Prensa. Mucho agradecemos á esta benéfica e n t i d a d el h a b s r elegido la casa de BLANCO Y N E G E O que es suya, i ara instalar en ella su notable Exposición, pues que de esta m a n e r a nos ha proporcionado la honra de albergar d u r a n t e algunas horas á las m á s altas representaciones del Estado, y sobre todo, la de recibir la interesantísima visita de S. M. el Rey, quien continuando halagüeñas tradiciones de los suyos, tiene para todas las personas con las cuales conversa, atenciones y amabilidades que le granjean rápida y honda simpatía. Recibidas las Reales personas por nuestros queridos compañeros los dignos individuos de la J u n t a directiva de la Asociación de la P r e n s a Sres. Marqueses de Oasalaiglesia y Valdeiglesias, director este último de La Época; Francos Rodríguez, director asimismo de nuestro colega El Globo; el ilustrado redactor de El Liberal D. Mariano Martín Fernández, y el director de esta Revista D. Torcuato Luca de Tena, dirigiéronse incontinenti á nuestro Salón de Fiestas, donde se halla instalada la Exposición, dignándose aceptar ramos de flores cuyos porta- bouquets habían sido preciosamente ilustrados por algunos artistas de BLANCO Y I Í E G E O En el del ramo destinado á S. M. la Reina pintó Huertas, con su habitual maestría y gracia, una hermosa cabeza de mujer andaluza; en el que se destinaba á la infanta Doña María Teresa, el pincel de Regidor trazó un lindísimo felino en actitud somnolienta. Jíuestro compañero Xaudaró ilustró con una humorística escena de caza el porta- bouqtiet del ramo entregado á S. A. la infanta Doña Isabel, y Blanco Ooris pintó delicadísima alegoría en el del bouquet que se destinó á la Sra. Duquesa de San Carlos, dama que acompañaba á S. M. la Reina Regente. U n a vez en el Salón de Fiestas la R e a l familia, en unión de los invitados á la a p e r t u r a de la Exposición, entre los cuales figuraban los ministros de Instrucción Pública y H a c i e n d a Sres. Conde de Romanónos y Urzáiz, varios directores de nuestros colegas madrileños, entre ellos el notabilísimo literato Sr. Ortega- Munilla, director de El Imparcial; selecta representación de los artistas que h a n regalado obras á la Asociación de la Prensa, y los poseedores de las m á s prestigiosas firmas de n u e s t r o periodismo, SS. MM. y AA. examinaron con alto criterio artístico los hermosísimos cuadros y esculturas expuestos, t r i b u t a n d o legítimos elogios á sus autores y alabando como se merece el desinterés y generosidad de que han dado tan relevante prueba con su espléndido regalo á la Asociación; los artistas que asistían al acto fueron presentados á SS. MM. oyendo de sus augustos labios sinceras felicitaciones, y una vez examinadas las obras expuestas, cuya instalación, á juicio de todos acertadísima, ha estado á cargo del subdirector de BLANCO Y ÍVBGRO D Luis Romea, las Reales personas, constituyendo diversos grupos, conversaron afablemente con los invitados, destacándose la noble figura del rey, vestido con el uniforme de cadete, entre los severos trajes de los d e m á s concurrentes, y formando con su augusta h e r m a n a la infanta doña Teresa una atractiva nota de juventud que merecía las miradas y las simpatías de todos. D. Alfonso X I I I n o quiso abandonar la casa de un periódico sin enterarse de los trabajos que en ella se verifican y sin conversar afablemente con los honrados operarios de nuestros talleres, recorriendo todos éstos acompañado por el Sr. Luca de Tena, examinando las máquinas que los ocupan, viéndolas funcionar, dirigiendo acertadas p r e g u n t a s á diferentes obreros, y sintiéndose tal vez halagado al hallarse en comunicación directa con estos inteligentes hijos del pueblo que ha de regir dentro de poco, y que t a n dócil y t a n respetuoso es con las personalidades que logran como el joven rey despertar su entusiasta afecto. No sabemos, a u n q u e lo sospechamos, cuáles serían las lisonjeras impresiones deducidas por el rey de esta comunicación con la clase trabajadora española; pero el efecto por él causado á nuestros operarios es de los que se graban h o n d a m e n t e y no se olvidan nunca. Cerca de dos horas duró la visita regia á nuestra casa, dignándose las Reales personas prestarse á que, como recuerdo de aquélla, se obtuviese por los inteligentes artistas Sres. Calvet la fotografía que publicamos. Cuando SS. MM. y AA. abandonaron el edificio de BLANCO Y N B G R O dejaban en él personalidades pauy agradecidas á su constante b o n d a d y felices augurios para el éxito de una Exposición formada por la generosidad j a m á s desmentida de los artistas españoles, y para beneficio de u n a Asociación tan digna de que todos la protejan y auxilien como la Asociación de la Prensa. E n el tiempo que ésta lleva de existencia, h a remediado muchas desgracias y h a socorrido muchos infortunios, velando todos sus benéficos actos con esa secreta discreción sin la cual los más valiosos auxilios antes ofenden que satisfacen. Así se explica que todos acudan con la mayor solicitud en su apoyo, porque al realizarlo saben de sobra que cooperan A r. n fin altamente beneficioso, como les constaba á los eminentes artistas