Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
F I H o F o 3 o s lin pos son en Sevilla moneda corriente, cosa de todo el año; pero cuando llega laprimavera, cuanI v 4 I do llega este mes de Abril, que es un sueño, entonces afluyen á borbotones á los labios con la misma abundancia y profusión q u e á las ramas las flores. Flores todas, imperio de la primavera. El aire tibio y cargado de olores, excitación de los sentidos y salud del cuerpo; el cielo azul, limpio, transparente, más alto que en ninguna parte, alegría del alma; los patios y las rejas, que callados hablan de amor; los pretiles de las azoteas estallando en rosas y claveles, y u n sol de fuego que todo lo fecunda y lo baña, ¿á quién, por frío de corazón y desheredado de fantasía que sea naturalmente, no le enciende las venas, le aviva el ingenio y le conforta y regocija el espíritu? II- -Escucha, P e p ¿te has fijao en aqueya morena IB; que viene ayí? ¿Cuál? -Aqueya der rnantón de espuma y los sapatitos de charo. Mírala bien, y apóyate en la esquina pa no caerte. ¡Josú! -É c h a t e pa u n lao. ¡Olel Niña, no le canto á usté una saeta, porque ya ha pasao Seinana Santa. Por mi salú que sí. Pero levante usté los ojos der suelo. ¿Es que se le ha perdió á usté argo? P a buscarlo yo- -Vamos, míreme usté tranquila, que ya me h e puesto las gafas a h u m a s- ¡Aprieta! ¿Qué? -líá: er barcón de enfrente, que eslá vasío. -jCamará, qué crialural- -Carva de nasitniento, ¿eh? ¿Le sirvo á usté de peine, serrana? ¿Es postiso ei pelo? ¿Me da usté u n puñaíto pa er bigote? ¡Eh! jtú! ¡euidao con los ojos, que vas á p i s á á esta mosita! -Usté dispense, reina; no había reparao. Pero ¿en dónde la iba á pisíi, si no tiene más pie que er tacón? ¿Quién la cars a á usté, u n fabricante e dedales? ¿Y á usté? -replica ella; ¿un fabricante e baúles? -Hija, no se burle usté de la desgrasia. ¿íío vi á burlarme, si yeva usté dos botas como dos barsas de las liás? -Pos toavía me están chicas. -Pos vaya usté tocando iln pito por las cayes estrechas. (Alejándose. ¡Josú con el hombre, que se pone cabesa pa abajo y 3 stá techao! -Se queó conmigo, tú. -Déjala di, y tira los ojos á tó mira pa aqueya asera. ¡Ole er señorío! ¡Bendiga Dios á la aristocrasia! -N o le digas ná