Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
o I9oI K flplFT 77 eT 7 ro dp o MMM 170177 10 PARÍS isiTAUDO el Hotel Dieu, me he encontrado -en una de sus salas, todavía padeciendo, fá MUe. Zelenine, la alumna d el colegio de Francia, herida por su camarada Mlle. Vera al tratar de impedirla disparar urfrevólver sobre el profesor Mr. Deschanel. Vera es de una familia campesina de Odessa, de donde salió adolescente, habiendo terminado sus estudios en Ginebra. Vino á París á inscribirse en la facultad de Letras, manteniéndose de una pensión y dando lecciones. Zelenine es también rusa. Estas figuras, algo exóticas, de estudiantes eslavas, se ven á menudo por las calles parisienses. Van de prisa, vestida casi de hombre, con lentes, cabellera corta y carpeta bajo el brazo. Semejantes siluetas no pueden por menos de contrastar con la elegancia natural de la parisiense, que, como el armiño al lodo, siente horror hacia la mala facha. No se concibe una parisiense desarreglada. OuatrC trapos, media docena de flores en el sombrero más, ¡con qué gusto! Diríase que obedeciendo á tal tendencia, la moda, que á pesar de ser diosa no se ha librado de la democracia contemporánea, ha imaginado cuatro toaletas de calhi sumamente económicas, partiendo de la base de que con una falda lisa pueden combinarse varios trajes. Para dar mejor idea de ellas, acompaño cuatro dibujitos. La primera es en paño amatista, con falda adornada con pespuntes. El cuerpo va enteramente plegado con pliegue acordeón, y el cinturón y el cuello son de terciopelo. La segunda es para visitas, y resulta muy delicada. Falda de crespón de China lirio claro; cuerpo de seda negra con aplicaciones blancas, bordadas; pechero con vueltas de chantilly y viso de seda blanca, y sombrero de felpilla negra tejida en oro y con una rama de lirio. El tercer vestido, con crespón de China gris plata y cuerpo bordado por completo en felpilla. Las vueltas y el ahuecado de las mangas en guipur gris con viso de seda blanca. El cuarto traje, por último, es apropósito para recepciones de confianza; es de paño de raso morderé, con bieses en el cuerpo de terciopelo color nutria, y chaleco de terciopelo hueso estampado. Como detalle, diré que la ultima moda en calzado es hoy el zapato Imperio con hebilla Aiglon, gracias al gran maestro de obra prima Victoriano Sardou, y el zapato Luis VX con alto tacón y hebilla arte moderno Este París es siempre el mismo: un loco encantador que coge las epopeyas y las hace una mueca ó las explota. Me remito á la prueba. ¿A que no adivinan mis lectoras el Juguete que acaba de poner en moda? t n dije cincelado para pulsera, que representa á Krüger con chistera y gabán. Hasta el nombre tiene gracia: le llama un tío Pablo El París femenino sigue hablando de las toaletas de Mad. Diana Buhamel en Liseron, recientemente estrenado en la Eenaissance, isobre todo del vestido del segundo acto, en crespón de China con rosas pintadas á la acuarela. PIG. 2. FIO. 3. CoiíDESA OLGA F l G 4.