Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA CJLSJV IvIODKíimL COMEDOR S o es el comedor que presentamos hoy á nuestros lectores un modelo del modernismo sirtístico imperante. E s una habitación á la moderna, pero no una habitación modernista en que la rareza de las líneas, el atrevimiento de las curvas preste á los muebles que constituyen el comedor ese sello especial que distingue la obra del modernismo. Estriba la novedad de esta habitación en toda ella: en su disposición general más que en los detalles de su mueblaje. Obedece á una necesidad impuesta por los usos modernos, y dentro de estos usos tiene este modelo de comedor indudables ventajas. Colocadas en él unas cuantas figuras del siglo x v no obstante lo pintoresco de la indumentaria de aquella época, el comedor á que nos referimos resultarla una ridiculez; pero vístase con trajes escotados á las señoras que han de ocuparle y con frac á los caballeros, y so podrá tener idea de la armonía que guarda con los tiempos y las costumbres de hoy. Da acceso al comedor una escalinata, á cuyo íinal, en línea recta, hay una galería, (jue por medio de otras dos e caleras en sus extremos comunica con el comedor. Las tres grandes ventanas de la galería dan luz al recinto, que de noche debe ilundnarse con lámparas eléctricas. Esta galería tiene por objeto no exigir que las seiíoras abandonen el comedor una voz servidos los postres y llegada la hora de encender los cigarros, pues para evitar que esto suceda, mientras las señoras s e reúnen d e sobremesa, los caballeros, sin separarse del grupo femenino, y en comunicación inmediata, pueden librarle de las molestias del humo del tabaco subiendo á fumar á la galería. El comedor es, por lo demás, de sencillo adorno. Constituyen sus principales muebles la mesa central, de estilo rústico; las sillas, u n aparador de cuatro cuerpos y el fronte qne lo sopara de la galería, y que en el modelo que presentamos es otro gran aparador con dos torrocitas laterales y u n cuerpo central muy á propósito para la colocación del menaje. Algo del modernismo de moda tiene en su decorado; pero no constituye en él la nota douúnante, sino u n aditamento, del que pudiera prescindirse si no se tuviera interés en rendir homenaje á esta imposición del gusto actual.