Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA CASA MODERNA SECRETA 1 RE ABA formar idea de los grandes progresos que va realizando el arte modernista en lo que se refiere á la construcción de muebles de lujo, basta decir que el precioso modelo que ofrecemos hoy á nuestros lectores no es como son la mayor parte de su clase, modificación más ó menos radical de otros del mismo género. Obedece éste á una idea completamente original, y aunque con el mismo nombre con que le distinguimos existen muebles muy generalizados, el que nos ocupa no tiene con aquéllos ningún parecido. Consta este nuevo estilo de secretaire de tres cuerpos, y tanto por su utilidad como por su delicada ornamentación, constituye uno de los adornos más elegantes de u n gabinete bien alhajado. El cuerpo inferior, de extremada sencillez, sólo debe ser utilizado para colocar objetos de arte propios. El departamento central, con sus elegantes puertecitas, permite mayores confianzas, y se destina á guardar objetos cuya delicadeza ó interés exigen una custodia prudente. La parte superior es más de adorno que de utilidad, y se dedica á la colocación de bibelots artísticos y objetos de corriente uso. No obstante ser casi innecesaria, si se la considera desde el punto de vista práctico, es la que presta al mueble mayor novedad y belleza, dándole un aspecto gallardo, de que habría de carecer si se le despojara de este complemento. Espejos biselados forman el fondo, y pequeñas columnas, que arrancan de una base unida al tablero, sostienen el tejadillo, cuya ligera ondulación da al mueble gran elegancia. Un zócalo saliente que recorre la parte inferior interna, permite adornar ésta con figuras y objetos varios. El departamento central tiene como adorno sencillas molduras, remates de metal en las esquinas, de que suelen ser también las bases de las columnitas, y algunos otros detalles y ligera pintura que contribuyen poderosamente á su embellecimiento. Flores de color claro, que destacan sobre el fondo de la madera, y cuyas finas hojas bajan hasta la esquina para doblarse, formando sencillos trazos, constituyen esta parte de la decoración del mueble, cuya esbeltez lo hace digno de lugar preferente en el gabinete de una dama elegante. Como la mayor parte de estos modelos modernistas, el secretaire de que tratamos debe construirse con dos diferentes maderas de distinto color, que combinadas con arte y gusto harán doblemente agradable su efecto. Por su forma y por sus condiciones, este bonito mueble se acomoda con facilidad en cualquier sitio; pero donde indudablenrente h a de lucir más ha de ser entre dos balcones ó dos puertas que no se encuentren muy separadas u n a de otra. El modelo está bastante divulgado á estas horas, pues desde que se presentó en la Exposición de París son muchos los que han gustado de él, y por consecuencia muchos los constructores que lo h a n copiado más ó menos estrictamente.