Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-fy- j S o obstante los esfuer íos realizados por él Municipio madrileño enlos tíltimos aiios p a r a qne las- fiestas del Oar naval fuesen dignas de la corte, sólo se h a logrado prestarles mía relativa animación y u n i n t e r é s ficticio, que si ha podido disimular la decadencia, no la evita cómpiletamente. El mal. estriba en que esta diversión, como casi todas las que se celebran én la capital, carece de carácter propio, consecuencia lógica de estar compuesta la población por elementos, de todas partes, que están en una inmensa mayoría. La belleza de todo festejo p o p u l a r consiste principalmente en el carácter que le imprimen las costumbres, usos y tradiciones del país en que se e rificp, y desde el mo mentó en que estas eos tumbres no tienen un carácter propio, no pue d e pedírselo peculiar atractivo á los festejo populares. Lo más vistoso é m teresante que lian ofie cido las últimas fiestas de Carnaval, no ha sido lo que en Madrid se ha hecho, sino lo que de fuera h a venido para contribuir á la diveí sión. Descártense las mas 4 n c a r a d a s regionales q u e enviaron algunas provincias, y el madrileño Carnaval de los años más prósperos quedará reducido al insulso espectáculo de los peores días. La e s t u d i a n t i n a es la nota más gráfica que ofrece, ya que no pueda decirse la más interesante, porque interesante no lo es ninguna. Sigue á ésta el desfile de coches en Retíoletos, que sólo se diferencia del que puede contemplarse todos los días, en que carruajes m a r c h a n despacio, y entre ellos pulula u n enjambre de adefesios, con escasa mezcla de máscaras graciosas. Y termina el cuadro con el entierro de la sardina, que debiera haber cambiado el nombre por otroque simbolizara la borralera, único fin que guia hacia el Canal á las máscaras de uno y otro sexo, que van á hacer que despiden en aquel punto una diversión q u e continuarán disfrutando el resto del año. El Municipio madrileño se esfuerza para que el Carnaval de Madrid recupere su perdido interés. ¿Conseguirá en el año presente m á s feliz resultadoq u e e n l o s anteriores? Pronto hemos de verlo. E. CONTREBA FOTOG. ASENJO ñmmws