Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
cinturón, colocado según ley de última algo alto por detrás y más bajo por delante, lleva tres trencillas idénticas á las del corpino, con sus correspondientes botones dorados, exactos á los otros. Hacen precioso efecto. La falda, separada del viso. Dicen que así cae mejor, aunqu. e estorbe más todavía para, andar. Lleva volante en forme, estrecho por delante, más elevado y m á s aaicho por detrás. Este volante ostenta una tira de la misma tela, con varias, hileras de pespuntes hechos con seda también roja. No seestila el bolsillo, lo cual es sumamente molesto; pero han dado en decir que no hace bien ¡y hay que conformarse! Sin embargo, muchas señoras lo siguen usando; no se conforman. La toqiie ésta, colocada en la frente, al extremo de que casi la tapa, es de terciopelo y paño encarnados; la aigrette es negra fina, sedosa. TKAJE DE PAÑO GEIS- AZUL De paño gris esta otra toilette, pero no de u n gris sencillo, sino gris- azul tono smart. Se comprende su creciente éxito; ¿como no, si á más de ser muy bello, embellece? Pedir más á un color, fuera, á m á s de gollería, cosa fea, por lo mismo que él es t a n bonito. H a y que pedirle linicamente un vestido; y una vez logrado este natural afán, os haréis, queridas jeunes filies ó jetmesfemmes, la falda casi lisa, sin otro adorno que esos siete bieses hechos de raso assorti. El corpino tiene mucha, s cosas bonitas: estrecha tira de raso, en vez de cinturón; originales solapas de la misma tela, con pespuntes y bieses; además, y ello adorna mucho, otras solapas debajo hechas de raso; tiene también ese chalequito, esa simulada camiseta, ese doblado cuello, esas vueltas de raso en las mangas y esos dorados botones en las bocamangas. ¡Ya es tener! Y como todo es bonito, tiene caehet. Ks tan estrecho el en- tmd- cas, que más bien parece u n bastón. El sombrero, grande- toque, deja descubierta la frente, que va, ya lo ven ustedes, bien acompañada de rizos y ondulaciones perfectamente hechos. E s el sombrero de paño blanco, con ese gracioso lazo de terciopelo negro en el centro. Esto resulta u n a coquetería muy en auge en las presentes modas. E n las anteriores era casi indispensable que el sombrero hiciera juego pero en este principio de siglo cuando todo tiende á emanciparse, eso de guardar armonía va resultando antiquísimo, xisí que el detalle del sombrero á que aludo viene á ser u n arranque de buen gusto. De estos arranques podría citar muchos; la lista es larga, pero no creo que sea esta ocasión la más apropósito para ello. Todo se andaiá, y ya vendrá día en que comentemos aquí la independencia de que blasona hoy doña Moda, independencia con ventajas, pues aquel afán de que todo hiciera juego resultaba carito y sosito. Toca a su fin m i crónica; si estas tres toilettes te h a n agradado, lectora amiga, y no dices de ella lo que han dado en decir por ahí de las pobres hiias de Elena te aseguro que tendré un alegrón, ya que ansio tu beneplácitf es, para mis aspiraciones, lo que para tu personita u n perfecto atavió: g inestimable. Si me dices que u n corpino de los mencionados te complace, mi cuei bailará de contento; si quedas satisfecha con la noticia de que el guante color b i piel de Suecia, vuelve á estilarse, mis manos batirán palmas; si las faldas descri son para ti las deseadas, ¿qué más- deseo yo, para recoger la mía por ambos lados con delicadeza, con todas las de la etiqueta, á fin de faire la révérance en prueba de respeto y gratitud? De modo que ya lo sabéis: no se trata únicamente de telas y hechuras recomendables, ni de que vuelva á estar en boga la blusa de terciopelo corinto, ni de que ésta sirva para alternar con el corpino rojo- fruta ni de que toda blusa venga ahora con mangas de puño iguales á las de las llamadas camisas ni de que el encaje con corbata d é l o mismo se imponga, sobre todo en la blusa de terciopelo, ni de que las sedas escocesas sean las preferidas para blusas de verano: se trata de algo más que quisiera no os pareciera mucho menos Se trata, sí, de que en mi voluntad porque disfrutéis de todas estas galas no cabe mejoría M A D DE M U S S Y 1 Iil 1 V j tj I 1