Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
iLCTUAXvIDJLDE e Muerte del eminente compositor José Verdl. -Palacio real de Osbome. -La Prensa durante la agonía de la reina Victoria. -Eegreso 6, Londres del principe de Gales. -De domingo domingo. Ha causado en Italia emoción profundísima la muerte del célebre compositor, y se comprende que esto haya sucedido, porque al cerrarse la losa sobre el cadáver de Verdi, algo muy grande que tanto afecta al corazón como á la gloria de Italia, queda dentro del sepulcro; la nación, no sólo ha perdido al más ilustre de sus maestros, sino á la encarnación más genuína de su genio musical. Nació Verdi en la aldea de Eoncali, perteneciente al antiguo ducado de Parma, el 9 de Octubre de 1814. Comenzó mal una existencia que ha concluido entre las prosperidades y los honores, pojque los padres del futuro maestro, pobres posaderos de Busseto, no podían satisfacer sus estudios. Un compatriota del joven músico se obligó á pasarle una pensión para que estudiara en el Conservatorio de Milán; pero en este centro le negaron el ingreso, y Verdi hubo de completar su educación musical con el maestro Vicente Lavigna, y al cabo de seis años produjo su primera obra Oberto, dntlc r r mi Tí VERDI EN 1871. ESTRENO DE AÍDA nifazio, y consiguió que se estrenara en el teatro de la Scala. Aunque esta obra, según confesión del propio autor, más que una partitura original era un tejido de reminiscencias, le valió bastantes aplausos y el encargo de que escribiera tres óperas más para la Scala. Con Nabucodonosor comenzó su verdadera reputación, afirmada después de varias óperas de éxito dudoso al estrenarse Bigoletto en 1851. Desde entonces, II Trovatore, La Traviata, Un hallo in maschera, le valieron continuados triunfos, s u p e r a d o s tal vez por el que le proporcionó la incomparable Aida, estrenada VILLA DE X G A T A en el Cairo. AiMAGNÍFICA EESIDEMOIA PROPIEDAD DE VEKDI da, OteÜo y Falstaff, las tres últimas óperas de Verdi, escritas ya con arreglo á las nuevas teorías musicales impuestas por la influencia de Wagner, prueban que el verdadero genio destaca su personalidad sea cualquiera la escuela á que ajuste sus producciones. El Gobierno italiano quiso premiar al maestro con un título de marqués, que Verdi renunció como nuestro Campoamor cuando se intentó concederle la misma distinción. Fué varias veces diputado, y hubiera dado todas sus óperas, por pronunciar un discurso. Pasó los últimos años de su vida habitando ya en la magnífica residencia de Ágata que poseía cerca de Busseto, -ya en Milán, donde se hospedaba en el Gran Hotel, y donde falleció después de larga agonía. Los funerales que Italia le preparaba eran dignos de su fama y de su genio; pero conocido el testamento del insigne maestro, vióse que éste disponía que se le enterrara humildemente, é Italia, respetando la voluntad de Verdi, no hará á sus restos más EL MAESTRO AL EaOBIBIR LA PARTITURA homenaje que el de su inmenso dolor. DE PALSTAFP