Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
X iL CA 3- ZL I v í O D K E- K La moda, que desde tiempos inmemoriales ha tenido á bien reformar todo lo existente, sin consideración á su mérito ni á sa historia, y que pareció complacerse en cambiar de aspecto cuanto constituye la comodidad de la vida en indumentaria y mobiliario, abstúvose de llevar su arrollador ínflajo á algunos objetos, y ante ellos pasó respetuosamente como si los considerara fuera del alcance de su mano reformadora. Encuéntrase en primer lagar, entre los muebles que merecieron esta respetuosa demostración, el piano, que desde que la ebanistería, de acuerdo con el arte musical, dióle una forma adecuada al uso para que le destinó la costumbre, no ha sufrido alteraciones en su forma, y sí únicamente en su adorno, más ó menos rico, pero análogo siempre en su apariencia. Difería la forma de los pianos según fueran de cola ó verticales; pero dentro de estas dos clasificaciones á que correspondía cada una de sus formas, no se había intentado modificación alguna en su aspecto, que continuaba siendo el mismo que ostentaron los primitivos. La Exposición de París últimamente celebrada ha realizado el hecho de dar al traste con aquel respetuoso tributo tanto tiempo observado, y roto el dique que contuvo á los reformistas, es de esperar que este primer intento sea considerado por los constructores como el toque de ataque contra la tradición, al cual es de temer que sucumba en término muy breve cuanto consagró la costumbre. Afortunadamente, en la primera acometida el arte no ha sufrido un golpe de mal gusto, como puede observarse por el grabado que publicamos, reproducción exacta de un modelo de piano vertical presentado en la última exposición. Muy ligeramente afecta este modelo á la forma general del piano, y más directamente á lo que atañe á an decoración. Está construido con dos distintas clases de maderas, ambas de color claro, pero de diferentes tonos. La talla embellece el conjunto, y los calados en la parte superior de la caja permiten que la pintura preste al adorno su poderoso atractivo, al propio tiempo que la circunstancia de poder hacerse sobre tela determina aumento de sonoridad. Este modelo, que armoniza con la índole de los muebles en boga, ha merecido gran aceptación, y por esto hemos querido ofrecérselo á nuestros lectores.