Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D J O A Q U Í N BILBAO uuii oiei) 3i n ul á íi que han ccunai- i- ido con admirable nnaniínidad desde la aiiofusta familia liasta el más obrero. Después de los elocuentes discursos del presidente del Senado Sr. Conde de Tejada de Valdosera. del Sr. Romero líobledo y del presidente del Consejo de Ministros, á los acordes de la Marcha Keal salió la comitiva, y S. t. la lieina tiró del cordón que sujetaba el paño de colores nacionales que cubría la cístatua, y ésta quedó al descubierto. Todos puede decirse recordaban entonces FRANCISCO ROMERO R O B L E D O LA R E A L F A M I L I A D E S P U É S D E LA IXAUGUKAGI (5 X con horror aún la catástrofe espantosa que j) rivó á España de una inteligencia r ¡vile ia 1 a, de una fuerza incalculable y de un prestigio universal. Y como dijo muy bien el Sr. Homero Kobledo en el discurso precursor del acto, su nombre, ligado á la restauración de la monarquía, será siempre el j) riinero de esto pei- íodo liistórico ante las futuras generaciones Fotogra iaí de Iri ¡oy n y Fravzen