Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i jL o ejL ivioiDKnM Del propio estilo que los muebles anteriormente publicados en esta sección, es el que ofrecemos hoy á nuestros lectores en esta página. Es un tocador para señorita, de elegante aspecto y cómoda hechura. Gran espejo giratorio ocupa el frente superior, y constituye su tablero una piedra de mármol blanco. La distribución de la parte inferior del mueble tiende á ofrecer la mayor comodidad para la colocación de los diferentes objetos que en los compartimientos deben guardarse, y por esto son distintas sus dimensiones y su forma. Como todos los modelos que en esta sección venimos publicando, su sencillez perruite encomendar su construcción á un carpintero hábil, que á la vista del dibujo podrá copiar el mueble sin la menor dificultad, puesto que desterrado de este estilo el adorno de talla, sólo del dibujo y corte de la madera depende su belleza. Suele emplearse preferentemente para estos muebles, que han de constituir el adorno de las habitaciones de una joven soltera, maderas claras, procurando que armonicen con el resto del mobiliario. En cuanto al adorno, es el mismo que se emplea en todas las construcciones de este género: metal ó pintura, ambas cosas artísticamente combinadas. Muchas señoritas que sepan manejar los colores y los pinceles, pueden confiar al ebanista únicamente el mueble, reservándose la tarea de embellecerlo. En este caso debe cuidarse únicamente de que la pintura sea ligera, sencilla, y su asunto deben constituirlo las ñores modernistas. Mucho contribuyen á la belleza de este mueble los floreros, que pueden colocarse en las rinconeras que se ven á los dos lados del espejo, y que pueden alternar con frasquitos y pomos de toilette. Las cortinas, de tela rameada, que cubren los compartimientos abiertos de los lados inferiores, completan el adorno de este tocador, de aspecto elegante y de indudable utilidad.