Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
iíU! r r jLUA E: líoa- JLíi todos nos consta qne el arte, al compenetrarse de la moda, no perdona detalle digno de atención para acreditar su ingerencia en el mundo risueño del capricho, así se trate del atavío individual como del adorno de la casa, revistiendo la mayoría de BUS innovaciones el carácter del más adorable buen gusto. Sobre este particular, cuantos pormenores nos parezcan interesantes á los hogares españoles, así en concepto de superior novedad y riqueza, como de elegante y encantadora seacillez, figurarán en estas planas, detallando de la fantasía moderna lo más recomendable y práctico, ya que mucho exige de la mujer la cultura de los tiempos por nosotros alcanzados. Y dentro de la línea de conducta que nos proponemos seguir en el orden de la novedad, corresponde de momento la primacía á las innovaciones que se plantean en las mesas elegantes, entre ellas los Bervilleteros de oro graneado, enriquecidos con esmaltes en color, de delicadeza suma, y las caprichosas canastillas de dorado mimbre, que, merced á ingeniosa red de alambre, sostienen casi en el aire, agrupadas con arte exquisito, flores y frutas, el adorno predilecto de las mesas. Conste, sin embargo, que no es tan fácil como á primera vista parece, agrupar con acierto ñores y frutas de suerte que las unas favorezcan á las otras, ofreciendo una totalidad ligera y bella, suficiente á acreditar el buen gusto de quien haya dirigido el arreglo. Es indudable que en el esmalte, aplicado al oro y á la plata, radicará este invierno el adorno predilecto de las mesas elegantes, dominando en el mismo los tonos rosa, verdoso, azulado y rojizo, contribuyendo á su completo éxito la feliz combinación de la cristalería, esmaltada también, copas, jarros, dulceras y queseras, la cual ofrece además la caprichosa variante de ser la mitad de cristal blanco liso y la otra niitad esmaltada con los tonos citados, figurando lindísimas y fantásticas flores. Bespecto á la vajilla de moda, es de porcelana floreada, distinguiéndose los dibujos por una idealidad extraordinaria, verdaderamente original, siendo las mantelería glaseadas, con anchos jaretones calados, y ostentando las más lujosas fondos de encaje con dibujos de flores y frutas, alarde peregrino del capricho, que al descender á tan encantadores detalles evidencia un gusto tan delicado y exquisito, que él sólo basta para demostrar cumplidamente lo mucho que han progresado en nuestros tiempos las artes de adorno. JOSEFINA PUJOL DE COLLADO