Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
f Ai HACIENDHUENTAS (D E S P U É S D E L SORTEO I- i- 5 ¡Pues di tú que es una ganga esto de la lotería! Lo menos sus cuatro duros, calculando por encima, nos hemos jugado en participaciones distintas; y si no, saca la cuenta, verás como no es mentira: áos jjeseías que te dieron en la tienda de Bautista la mañana en que compraste las dos onzas de salchicha, que me sentaron lo mismo que si tuvieran trichina; diecinueve reales justos que íorman mi parte altcota como oficial del mejor taller de carpintería (número cincuenta y cuatro de la calle de la Esgrima) una pluma de tu madre y otra pluma de tu tía, qrie me emplumaron á mí porque fueron cde boquilla los tres reales que te ha dado la viuda pensionista de lo que lleva con ese capitán de infantería; ima con guiñee en la tasca, ó mejor dicho una líquida, porque ahora mismo me acuerdo que el quince fué de behida; siete reales en el número que juega la compañía del teatro á donde voy en clase de tramoyista, y otros seis reales que tuve que tomar, porque no digan, de la mitad de su número que me cedió una corista; lo que jugamos con el mancebo de la botica; lo que me ha dado el sereno, lo que te ha dado tu prima total: unos cuatro duros, si es que algo no se me olvida. Y pase usted privaciones de lo que más necesita por ver si consigue el gordo que le saque de fatigas, y á las seis de la mañana vente á formar en la fila y á presenciar el sorteo sin aguardar á la lista, pa que luego esos dos niños que manejan las bolitas te las canten todas, menos la que á ti te convendría. r- Pero ¡anda, que les he dicho! Di que no tienen familial Que el gordo no nos tocara es la cosa más sencilla; pero no ver ni un reintegro por casualidad, ¡me indizna! Porque con esas pesetas me compraba yo en seguida en la calle de Toledo una bufanda magnífica, y con el resto te hubieras tú comprado un par de ligas ¡y no que así, yo me tengo que embozar con una esquina, y tú tienes, por ansiosa, que ir con las medias caídas! Lo que es el año que viene ya só yo quién juega: ¡Bita! FÉLIX LIMENDOUX DIBUJO DE HUERTAS